Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: Aguas turbulentas - Pilar Eyre

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Lun 08 Jul, 2019 2:50 am



Carolina de Mónaco

¡Se ha casado la hija de Carolina de Mónaco y es como si se hubiera casado mi hija! ¡La conozco desde que era así de pequeña! La vi en Saint-Rémy, precisamente donde ha celebrado su boda religiosa. Hace treinta años yo veraneaba también en una localidad de la Provenza, Carolina acababa de quedarse viuda y se había refugiado con sus tres hijos en un primitivo caserón de piedra en medio de un campo de lavanda. Por curiosidad, fui un domingo a verla.

¡Impresionante! El pueblo era pequeño, y ella, que vivía a tres kilómetros del centro, transitaba por la calle principal entre la panadería y la iglesia, con unas olorosas baguettes en un cesto y sus tres niños de la mano. Normal, ¿no? Lo que no resultaba normal era que a su alrededor llevara, caminando de espaldas, al mismo ritmo que ellos, a trescientos periodistas, fotógrafos, paparazzis, con micros de jirafa y pesadas cámaras al hombro, vociferando: “Carolina, mira aquí, ¿estás triste?”. Y a los niños, entonces no sujetos a ningún tipo de protección: “Andrea, Pierre, Charlotte… ¿os acordáis mucho de vuestro papá?”. Los cuatro iban arreglados con cierto descuido, con alpargatas y atuendos de semiluto –ella con una cosita de algodón tipo bata–, y se desplazaban sin mover ni un músculo, sin hablar entre ellos, la mirada al frente. Incluso Carlota –de entonces cinco años– mantenía el semblante imperturbable.

El cura los recibió en la puerta, que se cerró tras ellos, después de que Carolina y sus tres hijos le besaran devotamente la mano. Esa hora de descanso los periodistas la aprovecharon para “faire un verre” e incluso jugar a los dados sobre el empedrado. Cuando salieron, los rodearon y engulleron: “Carolina, ¿te volverás a casar?”. Y cuando se subían al coche aún preguntaban: “Charlotte, ¿lloras mucho por tu papá…?”.

■ ■ ■

Sergio Álvarez Moya

¿Cómo se rehace uno del hecho de haber sido el marido de la segunda mujer más rica del mundo? Estoy hablando de Sergio Álvarez Moya, que estuvo casado con Marta ‘Inditex’ Ortega tresaños y con la que tuvo a su hijo Amancito. “Después de una etapa algo dispersa, ahora está muy tranquilo. Ha bajado en el ranking hípico por su lesión de rodilla, pero sigue siendo el mejor”. “Claro, tendrá muy buenos caballos gracias a lo que recibió de su divorcio…”. Se enfadan: “No, nada qué ver… Es un gran jinete y negociante. ¡Precisamente le acaba de vender el fabuloso caballo Corelli de Mies a Athina Onassis logrando récord de precio en España!”. Me asalta una idea loca: “¿Y no será que entre Athina y Sergio, dos almas solitarias, ha surgido el amor?”. Pero ríen: “Son solo amigos. Sergio tiene novia arquitecta y amazona desde hace un par de años. ¡Huyen de la prensa y del famoseo!”. Lástima.

■ ■ ■

Arturo Fernández

stoy hecho polvo”. Fue lo último que me dijo, hace un par de meses. Pero no me lo comentaba por su intervención de pelvis, ni por los dolores que sufría, que eran intensísimos, según me contaba su mujer, su ángel de la guarda, Carmen Quesada, sino porque no podía salir a la carretera “a girar” con su última obra, por esos teatros de toda España, que llenaba incesantemente ¡decía que dos millones de personas lo habían visto en vivo y en directo! Y a cuerpo limpio, sin subvenciones, alquilando él los teatros y yendo a taquilla, con función diaria y dos los sábados. ¡Con noventa años!

Yo había pedido para él un título, el marquesado de la Puerta de la Villa, el humilde barrio gijonés en el que había nacido, y la gente se cachondeaba y Arturo me reñía un poco, “déjalo, Pilar, solo me faltaba eso para que se metieran conmigo”. Porque últimamente solo salía en la prensa por sus trifulcas con Podemos, y esto le enervaba, “dilo muy clarito, yo no es que no quiera actuar donde están ellos, es que ellos se niegan a alquilarme sus teatros municipales…” Hoy, muchos de aquellos que intentaron hacerle la vida imposible porque era un hombre de derechas -¡es que no lo invitaban ni a los Goya!- lo van a llorar en público, y estoy seguro de que Arturo, allí donde esté, va a levantar una ceja y va a decir, “no, si en el fondo son buena gente”, ¿verdad, Carmen, que era así de generoso?

Ahora, eso sí, puede irse con la tranquilidad del que lo ha hecho todo hasta el ultimo minuto de su vida, hasta esa mala caída del mes de abril que, de percance en percance, al final ha acabado con él. Siempre lo he considerado uno de nuestros más grandes actores, porque lo más difícil no es hacer tragedia y pegar cuatro gritos en un escenario, ni largarnos chiste tras chiste, sino conversar, encender un cigarrillo, caminar, escuchar, lo que hacía Arturo con esa pasmosa naturalidad lograda a base de mucho trabajo y mucho talento.

Vicente Parra me decía un día con cierta amargura, “los críticos nunca van a reconocer que soy un actor cojonudo, pero lo soy porque ¿tú sabes lo difícil que es poner cara de enamorado mientras canta Paquita Rico y conseguir que no se ría ni Dios?” Arturo Fernández ha sido el más grande en un escenario, pero también en la vida ¡Ay, quien pudiera escribir las memorias de este seductor de leyenda, cuyo currículo amatorio haría temblar a las piedras!

¡Hasta que se casó! ¡Y lo hizo también a lo grande! A mediados de los sesenta, los cómicos eran considerados gente de baja estofa por una sociedad puritana y cerrada, que solo se frecuentaba entre ellos. Yo seguí con bastante cercanía su noviazgo con la “niña bien” catalana Isabel Sensat, una relación que escandalizó a mis padres, por ejemplo, que decían como eximente, “creo que él ha ganado mucho dinero con esto de las películas”.

La Costa Brava en la que estoy pasando el verano fue testigo de aquel amor apasionado y loco. Arturo Fernández, el actor, el asturiano aristocrático como un lord inglés, pero de origen humilde y padre anarquista, llegaba con su descapotable a visitar a la niña Sensat, y debía cortejarla en la calle porque los padres no le dejaban entrar en la “torre” de Llavaneras. Una prima de Isabel me contaba que los espiaban por las ventanas, “él llevaba el jersey con las mangas rodeándole el cuello y gafas de aviador… era guapísimo, e iba mucho mejor vestido que los chicos de nuestro grupo, pero mi tía movía la cabeza con reconvención, “aquest home es massa guapu”. Isabel, enamoradísima, se enfrentó a todos y al final la pareja consiguió casarse en la gran finca familiar de Sant Vicens de Montalt, el 22 de marzo de 1967. Los ecos de sociedad de La Vanguardia dieron cuenta del enlace: “el actor Arturo Fernández se casó ante un reducido grupo de invitados con la gentil señorita María Isabel Sensat Marqués, de distinguida familia barcelonesa. Se cantó el Virolai”. Muchos parientes se negaron a acudir y se decía entonces que una de las tías más pijas de Isabel, de larga fortuna y misa diaria, había dicho que, si él osaba visitarla, lo haría entrar por la puerta de servicio. Lo que no fue óbice para que al poco tiempo la familia entera cayera presa del encanto y la bondad de Arturo, que encima ha sido uno de los artistas que más dinero ha ganado de España, mientras el patrimonio de los Sensat ha ido cuesta abajo.

Por cierto, que los hijos de aquel matrimonio que se rompió discretamente adoran a Carmen y pasan largas temporadas en su casa de Marbella, donde Arturo recibía en las escasas vacaciones entre teatro y teatro con unos pantalones cortos enseñando unas piernas que ríete tú de las de marylin Dietrich, como dice su gran amigo, que hoy le llora también, Hilario López Millán.

Pero ninguna mujer ha sido tan importante como la guapísima e inteligente Carmen Quesada, con la que se casó en 1980. Ha sido su productora, abogada, representante, amante esposa, amiga de sus hijos y enfermera estos últimos tiempos, minuto a minuto. El parte cada vez era más duro, pasamos del “no es nada, un dolor de espalda” a “se ha caído y se ha roto la pelvis, hemos tenido que cancelar la gira” ¡El teatro, siempre el teatro, su gran preocupación! Pero, como él estaba delante, intentaba forzar el optimismo de la voz, “en cuanto se cure, ya tenemos la gira montada” “lo reclaman de todas partes…” Yo le decía alguna tontería, Carmen se lo transmitía y luego me contaba, “se está divirtiendo…” Y quiero quedarme con eso, querido Arturo, en esta crónica apresurada escrita entre lágrimas y entre risas. Te imagino yendo al cielo con tu descapotable, con tus gafas de aviador y las mangas de tu jersey ondeando al viento, piropeando a los ángeles. Libre y guapo, como siempre. Libre, sobre todo libre.

■ ■ ■

Jesús Ortiz

Pasó el otro día cerca del hotel Ritz de Madrid. Iba Jaime Peñafiel a sus asuntos cuando, de pronto, percibió un rostro conocido entre la multitud. El otro lo miró también, sonrieron ambos vagamente, como cuando se ve a un amigo al que no se sitúa bien, se dirigieron el uno hacia el otro con cierta vacilación, pero con la mano tendida, y glups… Frenazo, media vuelta, tierra trágame… Se trataba de Jesús Ortiz, el padre de Letizia, de la que Jaime no habla en términos demasiado halagüeños que digamos. “Fue un poco violento”, me confiesa Jaime entre risas.





Sí,pero...
MÓNICA HOYOS

Me estás gustando, Mónica Hoyos. No berreas, no insultas, no agredes. Aunque eres la más mona de la isla, evitas coquetear, porque sabes que eso no cae bien.

Sí, pero…

Una de tus compañeras te detesta: Isabel Pantoja. Por mucho que te esfuerces en agradarla, la aversión de Isabel es indisimulable, porque sus ojos son las ventanas de su alma. Y tú te preguntarás: ¿por qué? ¡Pues por algo tan viejo como el mundo, los celos y el despecho! A Isabel le gustaba Colate, que no solo pasó de ella, sino que se puso a ronear contigo. ¡Y eso no hay mujer que lo perdone, yo la primera! Ya puedes arrastrarte, que te odiará siempre. A Colate también, pero se abomina más de la que nos quita al marido, que del mismo marido infiel. ¡Isabel es humana, y eso forma también parte de su grandeza!

Re: Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Assia » Dom 07 Jul, 2019 6:55 am

'' NO ES POR MALDAD PILARITA:'' pero me ha hecho muy poca gracia que hayas comparado al gran genio irlandes: Oscar Wilde con el ladron de Urdangarin.Urdangarin tiene todo lo que pide en 1 carcel muy comoda y Oscae Wilde fue sentenciado injustamente a 2 anos de carcel y a trabajo forzado.

Mas vale que leas '' DE ROFUNDIS'' que si lohubieras leido no lo hubieras nombrado para nada.

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Dom 07 Jul, 2019 3:21 am



Iñaki Urdangarin

Iñaki Urdangarin lleva un año y una semana en Brieva. Quizás podría obtener un permiso en diciembre –si así lo decide la junta de prisiones–, pero antes debe pasar por el duro calvario del verano más caluroso del siglo, según auguran los meteorólogos. Con ello se restringirán sus ya limitados movimientos. No puede salir al patio, que el año pasado alcanzó una temperatura de cincuenta grados, lo que imposibilita los paseos interminables de punta a punta que va contando entre dientes: uno, dos, cincuenta. La celda, que tiene aire acondicionado, se convierte en su único refugio. ¿En qué ocupa sus largas horas, entonces, para no volverse loco? “¡Escribe!”, me informan escuetamente. Pregunto qué escribe. “No se sabe. A mano, folio tras folio...”. Podrían ser cartas a su cuñado, para conmover su corazón; a sus suegros, para dar explicaciones; a sus hijos, para aconsejarles a pesar de la distancia; a su mujer, tratando de reverdecer aquel amor loco que los unió hace ya veintidós años; a sus hermanos, que tan bien se han portado con él; a la madre querida... ¡Amigos ya no le queda ninguno! Quizás sea un diario o reflexiones sobre su paso por prisión, como el ‘De profundis’ de Oscar Wilde. No lo sabemos, pero escribir escribe compulsivamente. Ah, y un último apunte humano: ¡los domingos ve la misa por televisión!

■ ■ ■

Sonsoles Ónega

Lo de Sonsoles Ónega, hombre. Los que estamos en el ajo de que es íntima amiga de doña Letizia escrutamos su rostro cada vez que se da en ‘Ya es mediodía’ una noticia sobre la reina: ¡Ni un parpadeo, oigan! Es una profesional digna de su padre, Fernando Ónega! A punto de estrenar su programa, vino a ‘Viva la vida’, que entonces presentaba la simpática Toñi Moreno, para que la entrevistáramos. Antes le insinué a Toñi: “Ya sabes de quién es amiga...”. “Sí, pregúntaselo, que yo no me atrevo”. “No, no, tú, que eres la conductora...”. En esto apareció Sonsoles, cercana y accesible, y hablamos de distintos temas hasta que se produjo un silencio... Ahí debíamos meter lo de Letizia. Toñi me conminó con la mirada, yo me puse a mirar a Cuenca y a silbar bajito... Solo nosotras supimos por qué nos pusimos a reír nerviosamente, y a otra cosa, mariposa. ¡Querida Toñi, fuimos un poco cobardicas, reconozcámoslo!

■ ■ ■

Miguel Bosé y Ana Obregón

¡La semana de la lista de los gays más influyentes que publica El Mundo! Me asombra que todos salgan voluntariamente, cuando hace treinta años era impensable que alguno lo reconociera. Cuando hacíamos entrevistas a homosexuales notorios, preguntábamos con falsa inocencia: “¿Por qué no te has casado?”, y respondían: “Porque no he encontrado a la mujer de mi vida”. Y te enumeraban amores imposibles (e indemostrables).

Vicente Parra me decía que estaba enamorado de Sara Montiel, Miguel Bosé de Ana Obregón, Camilo Sesto de una italiana llamada Laura Casale, y Mari Trini de un señor que había conocido a los 22 años. Pero lo más grande era lo del bailarín Antonio. En la misma entrevista, me confesó que había estado a punto de casarse con Natalia Figueroa, con Carmen Díez de Rivera (“se salió de misionera por mí”), con Pepa Flores (“huimos juntos y su madre nos envió a la policía”), y con la duquesa de... Mención aparte merece Helmut Berger, que me contó con desenfado que se tenía que emborrachar para acostarse con Luchino Visconti “porque era un viejo feo y aburrido”. Estos extranjeros...




Sí,pero...
CHELO GARCÍA CORTÉS

Somos antiguas compañeras de profesión y, por eso, me dio mucho apuro saber, hace algún tiempo, que te habías pasado toda una mañana en la puerta de mi casa para pedirme disculpas (cámaras mediante), por alguna cosa que ya he olvidado. Sí, pero...

¡Aquello ya prescribió! ¡Ahora eres la nueva Chelo! Juegas, ríes, confortas, pescas, nadas, siempre das espectáculo. Te has venido arriba en ‘Supervivientes’ ¡y no puedo menos que darte las gracias! Nos representas a muchas, porque, aunque en nuestro DNI y en el rostro tengamos nuestros añitos, con tu valentía, optimismo y atrevimiento nos demuestras que nunca hay arrugas en el corazón, y eso es lo importante. Te pasa lo que a mí: al miedo siempre lo escucho, pero casi nunca le hago caso. Aguanta, Chelo, que no estás sola, contienes multitudes.

Re: Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Assia » Vie 28 Jun, 2019 5:54 am

Ya me tiene 1 poquito hartita esta Eyre con sus leyendas urbanas. Ni Felipe VI ni Letizia, CREO que tuvieron que ver nada con la abdicacion de Juan Carlos I. Habia que salvar la monarquia. Ya que no me ha respondido ningun colega dire lo que siempre he leido que Sabino le decia a Juan Carlos I: '' SENOR: UN REY NO VUEVE EN CAMILLAS SI NO ES DE 1 BATALLA...'' Sabino mas de 1 vez le advirtio a Juan Carlos I de sus ''amistades peligrosas'' Y que hizo Juan Carlos I.? Echar a Sabino de la Zarzuela. El unico que le robo el trono a su padre fue: Juan Carlos I. De los demas Borbones no creo que hayan robados los tronos a sus padres. Solo Alfonso XIII, fue el que le quito el titulo de Principe de Asturias a su hijo mayor Alfonso por la enfermedad que heredo de su madre (no recuerdo el nombre) Tambien le quito el titulo de Principe de Asturias a su segundo hijo Don Jaime por ser sordo y casi mudo. Fue Alfonso XIII el culpable y NO, el Conde de Barcelona.

Los escandalos que dio en los ultimos anos de su reinado Juan Carlos I con Corinna, '' amistades peligrosas'' y con tantas juergas, podia haber caido la monarquia si hubiera seguido de Jefe de Estado. Que hable Urdangarin y sabremos la verdad de como su suegro sabia lo del Instituto NOOS y otros negocios sucios,

Re: Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Assia » Jue 27 Jun, 2019 10:39 am

Por favor, no me robes el mensaje que necesito ayuda. ''' … Juan Carlos I hizo lo mismo con su padre y su padre con el suyo…? No lo creo. El padre del Conde de Barcelona era Alfonso XIII y desde 1 princioio quiso que fuera el Conde de Barcelona el Principe de Asturias, el unico hijo de Alfonso XIII que nacio sin ninguna enfermedad. Si hay que buscar 1 responsable tendriamos que buscarlo en Alfonso XIII y no en su hijo Don Juan. No tengo la cosa muy clara si lo que quiere decir la Eyre es que Alfonso XIII hizo lo mismo con su padre...? Tengo entendido que Alfono XIiI nacio despues que muriera su padre Alfonso XII. Por favor, que alguien me aclare si estoy equivocada o lo esta la Eyre...?

Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Jue 27 Jun, 2019 2:50 am



Isabel Preysler

Madrid. Feria del libro. ¡No huyan a uña de caballo, que les voy a contar cosas divertidas! Nos reunimos 40 escritores de Editorial Planeta para una foto de familia. Los amo a todos, excepto a Fernando Sánchez Dragó, que hizo comentarios vejatorios sobre mi edad y mi físico cuando quedé finalista del premio gordo que luego repitió en el programa de Gemio –su hija, Ayanta Barilli, sin embargo, es encantadora–.

Boris Izaguirre llega tarde y deslumbra porque va vestido de rosa chicle. Viene de las grabaciones de ‘Lazos de sangre’, que se emitirá este verano. El primer programa, dedicado a Tita Cervera. “Los estudios están muy lejos”, dice. Cotilleamos con Karina Sainz Borgo, Luz Gabás, Inma Chacón y Clara Sánchez sobre… ¿Simone de Beauvoir? ¿El sentido de la vida? ¡No! ¡Hablamos de arreglillos estéticos y métodos de adelgazamiento!

Eso sí, le pregunto con cierto temor a la reina María Dueñas cuándo saca novela, y me dice que está aún en fase de documentación. Descanso, porque mi próximo libro sale en octubre. “A la vez que Vargas Llosa”, me dicen. ¡Oh, cielos! Encima él cuenta con el apoyo del premio Nobel y con Isabel Preysler –por no mencionar que escribe como dios–. Una Preysler que lee cada línea que va escribiendo el maestro. ¡Qué lejos aquellos tiempos en los que llamaba a una amiga común: “Estoy intimando con Mario Vargas Llosa y no he leído nada suyo. ¿Por qué libro empiezo?”. Bien, recordemos que Molière leía sus comedias a su portera y si no las entendía las lanzaba a la basura… ¡Escritores!

■ ■ ■

Màxim Huerta

"Pedro Sánchez tiene mala conciencia con Máximo Huerta. Se siente en deuda con él”. Me sorprende esta confidencia de una persona cercana al poder. “Se le castigó por algo que han hecho también otros ministros y siguen en sus puestos. Se cebaron con ese despido tan humillante, sin darle tiempo a explicarse siquiera”.

Pregunto si el programa en La 1 que le han ofrecido para el verano es una compensación. “Se le ha dado porque es un gran profesional de la televisión, pero te aseguro que si no se hubiera comportado después de su cese con discreción y elegancia, esta oferta no se hubiera producido”. Vaya, pues me parece bien.

■ ■ ■

Mar Flores

Bueno, al lío. Esta semana se ha celebrado con gran fanfarria el 50 cumpleaños de Mar Flores, una de las mujeres más elegantes del panorama social. Se ha hecho un repaso de sus amores, pero en esta larga lista se ha omitido el nombre de Bertín Osborne. El primero. En la brutal entrevista de quince horas que ofreció/vomitó en El Mundo hace casi 20 años, Mar confesó que había estado enamoradísima de él, que jugó con ella, la humilló con sus infidelidades “y al final me abandonó ¡por teléfono! Me contó un rollo macabeo, porque es capaz de manejar a las mujeres como quiere. Es un egoísta. ¡Sufrí mucho!”.

Claro que peor es lo que dijo de Carlos Constanza: “Dejó de trabajar y yo tuve que mantener a la familia. Un día lo vi morreándose con una modelo. Le arreé un bolsazo… Pero todas nuestras discusiones acababan igual. ¡En la cama! Me decía: ‘Prefiero matarte a que te vayas”. Con Cayetano Martínez de Irujo fue más amable: “Tenía problemas graves, las meninges de un niño de seis años. Era muy desgraciado”. De Fernández Tapias: “Me aburría”. ¿Y de Lecquio? ¡Uy, perdón! Tengo que ir a buscar a mi hijo al cole. ¿Que tiene 31 años? ¡Para las madres, nunca dejan de ser niños!




Sí,pero...
DON JUAN CARLOS

Una de las condiciones de la monarquía es “matar al padre”. En sentido metafórico, claro está. Es cierto que usted, Don Juan Carlos, hizo lo mismo con el suyo, y el suyo con el suyo.

Sí, pero…

Me cuentan que los desprecios y humillaciones vienen de muy atrás. Que cuando le facilitaron un despacho en el Palacio Real, en realidad se trataba de dos incómodas habitaciones de techos altos, con tan solo un pequeño calefactor, y que en su única visita había agarrado tal trancazo que no había vuelto nunca más. Que comentaba a sus amigos que debía ir a tal ceremonia y en el último momento se le avisaba de que su presencia no era necesaria. Que… que… hasta que usted dijo: “Pues se acabó”. Y también sé que culpa a Letizia, porque es el eslabón débil, pero quizás yerra el tiro. ¡Uy, no! El tiro no. No más disparos, Señor.

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Dom 16 Jun, 2019 2:59 am

Imagen
NO ES POR MALDAD / Pilar Eyre

Telma Ortiz, chica sencilla


Telma Ortiz

¡Se abre el telón! ¡Época de festivales! Quizás el más importante de Barcelona sea el del Palau de Pedralbes, que Martín Pérez, su director, ha inaugurado con la actuación de Carla Bruni. Una cincuentona llena de sensualidad, de movimientos gatunos y sinuosos, que hipnotiza al personal, sobre todo masculino, con el aleteo de sus grandes manos. Y, todo hay que decirlo, con su 'derrière' embutido en un apretado pantalón negro que ella luce con estudiada coquetería poniéndose de espaldas al público. Antes del concierto, en esos jardines que le regaló a Alfonso XIII el bisabuelo por vía marital de Cayetana Álvarez de Toledo, tuvo lugar una cena a beneficio de la fundación Paideia. Estaba todo Barcelona, podría dar muchos nombres de personas generosas. Pero solo voy a hablar de la hermana de la reina, Telma Ortiz. Aun no sabiendo quién es, llama la atención por su estilo, su belleza chispeante, su larga melena y, sobre todo —yo que la estuve contemplando durante casi dos horas—, su 'joie de vivre', ya que estamos en noche francesa. Su barbudo y pelirrojo acompañante no podía apartar sus ojos de ella. Yo sé que a Telma no le gustará esta mención. Pero quiero dar fe de que, lejos de la imagen que tenemos de ella, es una muchacha sencilla, alegre y solidaria, que departió largo rato con los chicos tutelados por Paideia que nos regalaron unos preciosos abanicos realizados por ellos mismos en un taller ocupacional. Habló en perfecto catalán, por cierto.

■ ■ ■

Ana Guerra

Otra de festivales. Lo de Ana Guerra. El viernes. Paseaba yo con mi perro por la pista grande del Club de Polo y vi que encendían las luces del escenario portátil. Las siete de la tarde. ¡La triunfita ensayando! Saludos “buenas noches, Barcelona”, la primera canción… Y otra y otra, “qué sitio tan bonito…”, canta, baila, suda… presenta a los músicos, dirige el micro al público para que coree sus canciones más populares… ¿Público? No, nadie corea porque no hay nadie, solo algunos caballos y una señora paseando a su perro. Va acabando, bises, saludos, agradecimientos, tira besos a la nada con las dos manos… Exactamente a las nueve menos diez huye del escenario mientras empiezan a entrar los primeros espectadores. Tiempo justo para ducharse y cenar algo, porque a las nueve y media sube de nuevo para repetir milimétricamente lo que acabo de ver hace cuarenta minutos. Me quito (metafóricamente) el sombrero, esto es profesionalidad, señores.

■ ■ ■

Ángel Garó

Ángel Garó ha tenido palabras muy cariñosas hacia Chicho Ibáñez Serrador… ¿Está feo que yo ahora recuerde que en realidad se llevaban bastante mal? Hace un tiempo, un compañero que trabajaba en Un dos Tres me comentó que “Ángel estuvo en el 91 y el 92 con Jordi Estadella como presentador, ¡y se fue por su mala relación con Chicho, precisamente! Tuvieron un enfrentamiento por el tema económico, Chicho lo contrató por 90.000 pesetas cuando era un cómico desconocido y lo ayudó a desarrollar sus personajes, pero al convertirse Ángel en estrella del programa seguía pagándole lo mismo. Ibáñez Serrador, que era algo tacaño, se negó a subirle el sueldo argumentando que gracias a él había triunfado ¡y que nadie era imprescindible!”. No se hablaban y Ángel grababa sketches que luego no emitían, “hasta que decidió irse, no creo que se hayan vuelto a ver”. ¿Queda mal que lo diga? ¿Sí? Bueno, alea iacta est (que se note la educación clásica que me dieron mis padres).




Sí,pero...
OMAR MONTES

Qué bien caes a las señoras mayores. Ya has conseguido que la irreductible Pantoja coma de tu mano, y no digamos su hija, que bebía los vientos por ti. ¡Eres tan ingenuo y tan buen chaval! Sí, pero…

¡Sabes más que los ratones coloraos, querido muchacho! Pones morritos, los ojos a media asta, ladeas la cabeza, y todas caen como moscas. Te has convertido en el héroe de Pan Bendito. Ay, Omar, Omar, qué 'listeza' tienes. Has podido elegir entre el macarreo chonista o la ingenuidad del paleto, y has opatado por esto último, como un Alfredo Landa del siglo XXI ¡Qué grande eres! Admito que, aunque conozco todos tus trucos, cuando adelantas el labio inferior en ese puchero picarón, no sé si acunarte o darte un beso en la boca. Así somos de tontas las mujeres, bueno, yo.

Re: Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Assia » Lun 10 Jun, 2019 3:25 am

Te ruego que no me vuelvas a robar otra vez el mensaje. No te ha gustado la repuesta que te he dado en el HILO Politica Tema VOX.


Frase del Conde de Barcelona: '' QUE BIEN LO SABE HACER MI JUANITO'' El Conde de Barcelona se referia con esa frase a que su hijo el que fuera el Rey Juan Carlos I, le robara el trono que por dinastia le correspondia a su padre,el Conde de Barcelona. Si, muy ''bien lo sabe hacer su Juanito'' Si es cierto que va a visitar al ladron de su yerno en la carcel. El Emerito, forma parte de la Familia Real y no de la familia del Rey, por lo tanto, si el emerito visita a ese estafador de yerno en la carcel, es muy probable que sea el emerito el que se ''cargue la monarquia'' y no su nuera Letizia. Mala persona es el emerito que le gusto muy poco que le obligaran a abdicar y seguro que ha pensado que si el, no es EL REY DE ESPANA, TAMPOCO LO SERA SU HIJO FELIPE VI.

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Dom 09 Jun, 2019 3:10 am



Don Juan Carlos

El rey don Juan Carlos quiere visitar a Iñaki Urdangarin en prisión. Se lo ha pedido su hija Cristina como gesto de buena voluntad hacia su marido que, a lo largo de su proceso, ha actuado con gran discreción, procurando alejar a la Corona de sus avatares judiciales. Y, aunque quizás no vayamos a enterarnos nunca, don Juan Carlos está dispuesto a visitar a quien fue su yerno favorito. Al principio, le decía en broma a la infanta: “¡Al menos te podrías haber buscado un jugador de fútbol, que gana más dinero!”, pero, luego, Iñaki supo ganarse su cariño porque “hace muy feliz a mi hija y esto es lo que queremos todos los padres”, según confesó a su gran amigo el doctor Planas. Al pobre Marichalar, sin embargo, le profesaba un odio africano.

Yo recuerdo haber visto a don Juan Carlos, las dos hijas, yernos y nietos en el Club de Polo de Barcelona, donde Elena participaba en un concurso hípico. Eran las nueve de la mañana y no había nadie, excepto una señora con chándal haciendo footing –yo–. Ni el rey ni el resto de la familia dirigieron una mirada a Marichalar, hasta el punto de que todos terminaron sentándose alrededor de una mesa, desayunando, mientras el duque permanecía alejado, sin hablar con nadie, envuelto en una extravagante bufanda que impedía ver su rostro.

Con Iñaki, sin embargo, el rey mantenía largas conversaciones, puro en ristre, cuando la casa de Elisenda de Pinós estaba en obras. Obras que don Juan Carlos ayudó a pagar de su propio bolsillo. Hoy, el rey emérito, sin responsabilidades institucionales, podrá visitar a su yerno encarcelado tranquilamente, aunque con la máxima reserva, como suelen hacer su hija y su mujer. Y que nadie se horrorice por ver a todo un rey pisando la cárcel. Como suele decir el propio don Juan Carlos a propósito de otros asuntos más mundanos, “en peores garitas hemos hecho guardia”. Pues eso.

■ ■ ■

Albert Rivera y Malú

¡En septiembre tendremos boda! La de Susana Gallardo y Manuel Valls. “Ella lo ha cambiado”, me cuenta alguien que los conoce bien, “Valls era adusto; cuando vivía en Francia y venía a Barcelona, se movía rodeado de guardaespaldas y hacía cerrar los restaurantes”. Ahora, sin embargo, bromea, ríe, oh, là, là, l´amour, que hace milagros. La pareja ha llevado su relación con naturalidad, algo que no han sabido hacer Albert Rivera y Malú, quienes probablemente asistirán a la boda de Valls y Susana en Menorca, si es que siguen juntos para entonces. Había gran expectación ante la actuación de Malú en Sitges, ya que hubiera sido otro marco perfecto para que la pareja se apareciera en carne mortal. Pero acaba de ser cancelada por problemas de salud de la cantante. Pregunto si hay truco detrás de estas anulaciones: “Ni pensarlo, presenta certificados médicos y, además, ella es la principal perjudicada. ¡Cancelando su gira, por lo menos, ha dejado de ganar un millón de euros!”.

■ ■ ■

Isabel Pantoja

Se habla mucho de las bambalinas de ‘Supervivientes’. ¡La rumorología forma parte de su leyenda! Pactos secretos, cambalaches bajo mano… ¡Los fumadores! Hace años, se chismorreaba que a los esclavos de este nefando vicio se les proporcionaba un número determinado de cigarrillos, que debían fumar fuera de cámara. ¿Será verdad? Me sorprende que haya concursantes que son adictos al tabaco –Pantoja, por ejemplo– y que nunca hagan alusión a esta carencia, cuando se quejan de la falta de comida, ropa, etc. Yo no tengo ni idea, eh, ahí lo dejo.




Sí,pero...
COLATE

Eres un gran superviviente. Sacas comida de debajo de las piedras, te organizas para que todos puedan alimentarse, pescas, haces fuego, cocinas. Sí, pero…

¿No te das cuenta de que todo eso es un rollo, querido Colate? ¡Que no sois boy scouts, concho, que tenéis que divertirnos! Basta ya de hablar de comida. Has estado con mujeres famosas, has tenido una vida interesante. Yo no digo que te conviertas en un cotilla —o sí—, pero ofrécenos alguna píldora jugosa sobre tu vida, por favor, que las técnicas de supervivencia ya las tenemos muy vistas después de una docena de ediciones del concurso. Mira, acércate, te voy a contar un secreto que quizás te sorprenda: no sois náufragos de verdad, formáis parte de un espectáculo de variedades... Te lo digo porque te lo tomas tan en serio, que parece que lo hayas olvidado. Queremos show. Ya sabes.

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Vie 31 May, 2019 1:45 am



Jordi González

¡Jordi González ha sido padre!Me llaman y me dejan boquiabierta con la noticia. Me dan datos, sí, dos niños, uno oscuro de piel y el otro recién nacido. ¡Hay fotos! ¡Él no se esconde! Voy a lanzar las campanas al vuelo: ¡habemus exclusiva! Pero antes, por mucho que nuestros viejos maestros pontifiquen diciendo que la verdad no debe arruinarte un buen reportaje, llamo a mi amigo: “Jordi, perdóname porque te voy a preguntar una cosa muy fuerte, esos niños con los que posas, ¿son tus hijos?”.

Jordi ríe estrepitosamente: “Pilar, amor, el niño negro es hijo de mi más íntima amiga del mundo, y se llama Diego; el recién nacido, que tiene dos meses y se llama Río, también es de una gran amiga, que además trabaja en Telecinco”. Y añade, entre carcajadas: “Oye, que yo estoy más para ser abuelo que para ser padre”. Le recuerdo al genial guitarrista Andrés Segovia, que tuvo un hijo a los 77 años, y al entrañable Papuchi, a los 90, aun reconociendo que no son comparaciones afortunadas (aunque él ríe bondadosamente). Y aquí les traigo el desmentido. Jordi González no ha sido papá. ¡Qué pena, qué gran primicia hubiera sido!

■ ■ ■

Almodóvar y Carlos Lozano

¡Almodóvar y Carlos Lozano! ¡Dos hombres, hoy de plena actualidad, que fueron uña y carne hace veinte años! Veinte años desde el estreno de la gran película que hicieron juntos, ‘Todo sobre mi madre’, que mereció un Oscar con viaje a Hollywood incluido y, sobre todo, de ese espléndido futuro como actor que tenía Carlos Lozano, hoy carne mortal de ‘Supervivientes’.

“El casi debutante Carlos Lozano defiende convincentemente su papel de hombre duro”, “Almodóvar extrae de una hermosa escultura una interpretación muy correcta” y “un actor donde antes solo había un modelo” son los ditirambos que se le dedicaron en la prensa –alguno firmado por Terenci Moix– por su interpretación de Mario en ‘Todo sobre mi madre’, que muchos consideran la mejor película de Almodóvar.

Era un papel pequeño, pero tenía una escena cumbre: Mario/Carlos le pedía a Agrado/Antonia San Juan que le practicara una felación.

Con una camiseta apretada como Marlon Brando y sus hoyuelos, Carlos se paseaba promocionando la película con el director y los otros actores, Cecilia Roth, Marisa Paredes, Candela Peña, la Sardá, Cayetana Guillén Cuervo... Toni Cantó. “Aunque no habló mucho, Carlos Lozano brilló en la rueda de prensa con luz propia”, decían las crónicas. Se le auguraba una gran carrera, Almodóvar parecía encantado con él... Pero a Carlos le ofrecieron presentar ‘El precio justo’. Se enamoró de la azafata peruana/valenciana Mónica Hoyos y, misteriosamente y de la noche a la mañana, se desvaneció su relación con el director, que ya no volvió a contar con él. Tampoco con Toni Cantó, pero esta, como dirían los clásicos, es otra historia

■ ■ ■

Sara Carbonero

Sara Carbonero, pobrecilla. Quién lo iba a decir. Aún recuerdo con horror el día que la casualidad me colocón entre Sara Carbonero y Adriana Abenia, las dos mujeres más guapas, no de televisión, sino de España entera. En la sala de maquillaje, al lado de estos bellezones, me sentía tan pequeña como un enano de jardín y tan poco agraciada como un mocho pringoso. Pero oí que Sara le decía a su maquillador: "Tengo ojeras", y Adriana se quejaba: "Maño, me ha salido un granito", y yo me consolé repitiendo como un mantra esa solemne tontería de "nadie es perfecto".




Sí,pero...
MARQUÉS DE GRIÑÓN

Su mujer, Esther Doña, es la perversa de la película, ¡lo maltrata, es la madrastra de 'Cenicienta' y Cruella De Vil, toda una pieza! Sí, pero…

¿No será que los periodistas solo damos crédito a su versión porque preferimos ponernos al lado de un marqués —que además ha estado casado con la Preysler y es el papá de Tamara— antes que de una plebeya que no nos importa nada? ¡El mundo del corazón, reconozcámoslo, en el fondo es un poquito clasista! Anuque todo podría ser verdad, pero teniendo en cuenta que su mujer es cuarenta años más joven, resulta lógico que la cosa haya terminado mal, aunque debo confesar que pena no me da ninguna. ¡Y es que ustedes lo quieren todo. Casarse con una chica joven y guapa. Pero pretendiendo que se comporte como una abnegada esposa de 70 años! Pues va a ser que no, amigo.

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Vie 24 May, 2019 1:27 am

Imagen
NO ES POR MALDAD / Pilar Eyre

Letizia sufrió acoso cuando era periodista


Letizia

Hace quince años, yo colaboraba con Jordi González en una televisión catalana. Mi sección iba de madrugada y siempre cenaba en La Vaquería. Una noche se acercó un amigo y me presentó a su acompañante: "Ha venido a Barcelona a trabajar". Añadió en voz baja: "Es el escolta de Letizia, la que va a casarse con el príncipe". Se me puso el pelo de punta, pero intenté disimular: "¿Y qué hace aquí?". Y mi amigo contestó: "La acompaña al modisto". ¿Cómo? Si todo el país estaba pendiente de quién iba a hacer el traje de boda.¡Las revistas ofrecían fortunas por esa información! ¡Era la primicia del siglo! Con voz estrangulada pregunté qué modisto era ese: "Uno que está en la Diagonal...". Lo agarré por la solapa, rugí: "¿Pertegaz?". Mi amigo se empequeñeció: "Sí". Abordé al escolta, ajeno a todo, y decidí proceder con sutileza: "Que bajito es Pertegaz, ¿no?", a lo que respondió con inocencia: "No sé, nosotros esperamos abajo". Lo tenía, ¡lo tenía!

■ ■ ■

Letizia

Cogí mis cosas y, cuando iba a salir pitando, el hombre me regaló una última perla: “La Reina y Letizia ya han vuelto a Madrid en avión”. Llegué al plató con el corazón en la garganta, ni me maquillé, solo repetía: “¡Jordi, exclusiva! El traje de novia de Letizia lo va a hacer Pertegaz, hoy ha estado en su taller, acompañada de la Reina”. Al día siguiente, salió en todos los periódicos. Sí, vale. Pero yo había sido la primera.

2014. Otra vez la casualidad llamó a mi puerta. Larga gira del premio Planeta, ganador y finalista, durante varios meses. En los viajes, Jorge Zepeda y yo intercambiábamos confidencias. Hablábamos del machismo en México, por ejemplo. Y me dejó caer: “Aquí ustedes también tienen. Una periodista me contó que la había invitado a cenar alguien muy importante y le había ofrecido un programa de televisión a cambio de sexo… ¡Se enfadó tanto que se fue a la calle sin bolso ni dinero!”. Le pregunté, de colega a colega, si lo podía contar, y me dijo que sí. “¿Y puedo dar nombres?”. “Él de ella, sí; el de él, no”. Ella era Letizia Ortiz. ¡O sea que nuestra reina sabe lo que es el acoso y podría decir “me too”!

■ ■ ■

Letizia

Y también por casualidad, me enteré de la faceta más desconocida de Letizia. Hace años, fui a visitar a la hija de unos amigos al hospital Sant Joan de Déu. Dos hombres jóvenes, con pinganillo, hacían guardia en el pasillo. Cuando nos fuimos, ya habían desaparecido. Mientras esperábamos un taxi, una persona del abnegado equipo sanitario me dijo con una media sonrisa: "Por cinco minutos no se han cruzado". No sabía de quién me hablaba, pero me tiré a la piscina, como tenemos que hacer tantas veces en esta profesión. "Ah, ¿esta noche estaba también?". "Viene a menudo a ver a los enfermitos y a confortar a los padres". ¿La señora Pujol, Sonsoles Zapatero...? Quién, Dios, quién, me preguntaba por dentro, sin atreverme a verbalizarlo. "Hoy, sin la hermana". ¿La hermana, Irene? ¿Se trataba de la reina Sofía? Seguí guardando silencio y, al final, mi informante precisó: "Nos ha dicho que, cuando sean mayores, traerá a sus hijas...". Y ahí ya me lancé: "¿Leonor y Sofía?". Me miró con suspicacia, y, antes de ponerse el casco de moto, me indicó: "Usted no cuente nada, eh, que nos lo tienen prohibido".




Sí,pero...
FELIPE

Queremos ver los modelitos que lleva la reina y escudriñamos sus menores gestos para criticar o alabar, intentando descifrar cómo es, y todos tenemos una idea sobre ella.

Sí, pero…

No nos hemos dado cuenta de que el misterio es usted. ¡Usted es el gran desconocido! No sabemos nada de su vida privada, quiénes son sus amigos, sus aficiones, ni siquiera su equipo de verdad. Nunca le hemos oído unas palabras improvisadas, y, desde que un preriodista le preguntó: "Ya ha jurado como Príncipe de Asturias, ¿cuáles serán sus tareas a partir de ahora?", y usted contestó: "No sé", no ha vuelto a conceder una entrevista. Hágalo, Felipe, estoy segura de que ganará puntos y dejaremos de poner el foco sobre su mujer, que tan harta está de todo esto —perdone que no le dé el tratamiento que le corresponde, pero hoy estoy espesa.

Re: Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Assia » Dom 19 May, 2019 5:14 am

'' NO ES POR MALDAD,'' pero ese chulo era Umbral: '' el senorito de izquierda'' lo llamaron muchos de sus enemigos. Humillar a la ''sacerdotista'' en publico con referirse a su operacion estetica. Yo cale a Umbral, cuando lei el unico libro que he leido de Umbral: ''LORCA, POETA MALDITO''
Lita Trujillo siempre fue 1 idiota, pero posiblemente, Lita se ha llevado tantos palos en esta vida que le dijo a Umbral: '' NO ESCRIBIRAS MI BIOGRAFIA'' Pepa Flores (Marisol) se lo quito de encima con esta frase: '' NO ME FIO DE TI, PACO''

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Dom 19 May, 2019 3:18 am



Padre Apeles

Cenar con el padre Apeles es una experiencia inolvidable. Pasados aquellos tiempos oscuros en los que se alimentaba de fármacos y alcohol, recluido en una habitación con las persianas bajadas, está tranquilo, pero algo desilusionado con la vida. “Tengo muchos amigos, pero muchos vetos también y no sé por qué.” Y es que Apeles anhela desesperadamente trabajar. Es un hombre culto. Posee una biblioteca con 30.000 libros y tres carreras universitarias. Ha ejercido de abogado, periodista, profesor, sacerdote… Pero solo se le recuerda por su paso por televisión. “Eso ha sido una rémora a la hora de que me encarguen trabajos de enjundia”, me revela resignado.

En la actualidad, dirige el archivo histórico de Ferrara, pero su ilusión sería estar al frente de una corresponsalía en el Vaticano “como Paloma Gómez Borrero”, escribir la biografía de grandes hombres, tener un espacio en la tele para hablar de filosofía, “para ponerla de moda”. Recuerda a todos a través del amable cristal de la nostalgia: “Jorge Javier me hacía entrevistas para la revista de su colegio”. Rociíto, “tuvimos un programa juntos, mira qué mona era (me enseña una foto en el móvil). Seguimos en contacto, tiene carácter y es inteligente. Fidel ha sabido hacerla feliz”. Sardá “hoy he comido con él. Está lleno de proyectos”. La gente se acerca y le pide que vuelva: “Me llaman, pero quieren que trabaje gratis o por cincuenta euros y tampoco es eso…”. Le digo que todo el mundo habla bien de él, y responde con melancolía: “Pero nadie me da trabajo”. Capitostes de la prensa, ¿a qué estáis esperando?

■ ■ ■

Pitita Ridruejo y Paco Umbral

Ha muerto Pitita y con ella una época. Cuando la conocí, pintaba cuadros de sillas en su casa de Marbella. Pitita iba con turbante y descalza, y me explicó que estaba harta de "de abrir el periódico por la mañana y verme retratada como una frívola imbécil, y que mi marido, que es mucho más importante que yo, sea solo mi acompañante. ¿Y sabes por qué ocurre esto, Pilar?". Me encogí de hombros. "¡Por llamarme Pitita! A partir de ahora, voy a exigir que me llamen Esperanza". Publiqué estas declaraciones e inmediatamente me llamó Paco Umbral: "Oye, ¿Pero qué chorradas dice? Esta mujer quiere hundirme. Pitita es una creación mía. ¡Yo la he inventado!". Y bromeaba: "Me va a dejar sin columna. La demandaré por daños y perjuicios". Se lo trasladé a Pitita, quien me contestó con filosofía: "Es muy temperamental. Ya se le pasará". Aparentemente, se amigaron, pero el escritor se vengó en un programa de televisión en el que coincidieron. Con esa voz campanuda, le soltó: "Qué cambiada te veo, Pitita... A mí, me gustaba más la nariz que tenías antes de operarte".

■ ■ ■

Juan Carlos y Antonia Dell'Atte

Luego, a Pitita Ridruejo le dio por la virgen. En una comida en casa de Alessandro Lequio, le empezó a hablar a doña Sofía de las apariciones de El Escorial, y la reina escuchaba tan arrobada que, al final, don Juan Carlos intervino a gritos desde el otro extremo de la mesa, donde estaba coqueteando con Antonia Dell’Atte (entonces casada con Lequio): “¿Quieres callarte de una puñetera vez? ¿No ves que esa boba se lo cree todo?”.

Por cierto, a nadie extrañó que Juan Carlos se emocionara tanto en el funeral de Rubalcaba. El último servicio que este prestó a la corona fue asegurar el trámite parlamentario para que el rey emérito fuera judicialmente inimputable. ¡Ay, cuántos secretos se ha llevado a la tumba el ilustre socialista! ¡Lástima que siempre se haya negado a escribir esas memorias a precio de oro que varias editoriales le propusieron!




Sí,pero...
ISABEL PANTOJA

Nunca he comprendido la fascinación que produce en Mediaset. ¡Es sosa, aburrida, soberbia e impostada! Eso escribía yo hace un mes.

Sí, pero…

¡Estaba totalmente equivocada! En estas tres semanas que lleva en la isla, ¡me he enamorado de Pantoja! Me he dado cuenta de que es divertida, natural, buena persona, fuerte pero vulnerable, cero rencorosa, coquetuela y divertida, y me encantaría ser amiga suya. Ha sabido perdonar a las Azúcar Moreno. Ha demostrado que es de carne y hueso cabreándose como una mona con Lozano. Y da gusto ver cómo se va acercando a Chelo. ¿Qué quizás es comedia y lo hace para cumplir su contrato? Pues más a mi favor, porque demuestra que, además de buena actriz, es una gran profesional, dándonos espectáculo a cambio de nuestro dinero. Honor a ella (os juro creía que jamás diría esto).

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Dom 12 May, 2019 3:24 am

Imagen
NO ES POR MALDAD / Pilar Eyre

La verdad sobre la melena de Isabel Pantoja


María Teresa Campos

Tic-tac, tic-tac… ¡Cuenta atrás! Para que veamos a María Teresa Campos en un nuevo programa, tan grande como ella se merece. “Espero que muy pronto pueda dar una buena noticia”, me confiesa, ilusionada, “no es nada de lo que se comenta por ahí, ¡solo lo sé yo, y me callo, pero como callo, los demás inventan!”.

Voy a preguntar más, pero me corta: “Ahora estoy con la mudanza, que no es fácil porque ya sabes lo grande que es mi casa…”. Y es que Teresa pasa de 2.000 m2 a 400, que es lo que mide el chalé adosado de Aravaca al que va a trasladarse de forma inminente y por el que pagará 4.500 euros al mes.

“Hay que deshacerse de ropa, regalos. Cada día voy haciendo una limpieza impresionante de papeles y cosas que ya no interesan y que no me quiero llevar a la nueva casa”. Ríe, despreocupada, feliz, joven: “¡Ya dijo alguien que dos mudanzas equivalen a un incendio!”.

Le pregunto más detalles del nuevo programa. La querida amiga aprieta los labios. Me pongo de rodillas y le pido por caridad que me dé una fecha, primavera, verano, otoño… Al final, a regañadientes, concede: “Octubre”.

■ ■ ■

Isabel Pantoja

Llevo tiempo reflexionando profundamente acerca del pelo de la Pantoja. Cuando era muy joven –cuando la conocí–, me sorprendió su melena: brillante, espesa, larga hasta la cintura. Se lo lavaba ella misma en casa ayudada por su madre, y tenía tanto pelo que, en lugar de utilizar un secador de mano, se lo secaba con un ventilador de pie. Nunca iba a la peluquería, y se ponía vinagre para lograr preciosos reflejos color caoba. Su madre, que tenía también una melena estupenda, se lo había cortado y hecho una trenza con ese pelo, que guardaba en un cajón envuelto en papel de seda, junto a los dientes de leche de Maribel y sus hermanos. Y yo creía –malpensada que es una– que la trenza que llevaba en la isla era postiza, tal vez la de su madre, porque el pelo no envejece. ¡Se peina con el cabello tan tirante sobre el cráneo que da la impresión de escasez! Bueno, pues estaba equivocada. Me envían fotos de Isabel en las que se ve con el pelo suelto y se advierte claramente que su melena es auténtica y verdadera. Y recuerdo algo que me dijo Paquirri en una entrevista que le hice para Interviú un par de semanas antes de morir: “Una de las cosas más bonitas de mi vida con Maribel es despertarme por las mañanas enredado en su pelo…”. ‘Ole, ole, ole’. El que no diga ‘ole’, a los tiburones. Supera eso, Colate.

■ ■ ■

Arturo Fernández

Una noticia que me entristece. Arturo Fernández, el gran actor —¡setenta años sobre las tablas!—, no está bien. Como contamos aquí, se recuperó de su percance de salud y debía debutar el 17 de abril en Valencia. Pero, entonces, se cayó con tan mala fortuna que se fracturó la pelvis y no puede apoyar la pierna derecha. Lo está cuidando con mimo su ángel, Carmen Quesada, pero como el tiempo mínimo de recuperación serán seis meses, ha tenido que anular su gira. "Estoy hecho polvo", me dice. Algo que entenderá muy bien Jorge Javier Vázquez, que contó cuando se vio obligado a cancelar su propia gira a causa del ictus que padeció "estuve llorando dos días". Ánimo, y recordad, amigos, que "nunca la mar en calma hizo buenos marineros" (he repetido tanto esta cita que hasta creo que es mía).




Sí,pero...
MALÚ

No dudo de que seas una gran cantante. Sé que participar como jurado en 'La Voz' ha disparado tu popularidad y que tu caché ha subido como la espuma.

Sí, pero…

Estoy un poco harta de ti. No tengo el gusto de conocerte, pero tu actitud misteriosa, cual María Callas o Greta Garbo, no deja de parecerme risible. ¿Por qué no aclaras de una vez si sales con Rivera o no sales? ¿no comprendes que el mundo no se va a detener por eso y que, en realidad, no tiene ninguna importancia? Sé que tendría que poner aquí también a Albert, por marear la perdiz y enviar señales misteriosas que los periodistas tenemos que descifrar como si fuera el manuscrito Voynich. Lo haré, pero, mientras, ve reflexionando sobre esta frase de no recuerdo quién: "De lo sublime a lo ridículo solo hay un paso". Solo uno, querida Malú.

Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Dom 12 May, 2019 3:23 am



Mario Vaquerizo

¡El que la tenía más larga, Mario Vaquerizo! ¡La cola, digo! El día de Sant Jordi en Barcelona, sus lectores esperaron horas para que Mario estampara su firma en sus 'Cuentos para niños rockeros'. "Todo lo hago con mucha modestia y me sorprende que las cosas salgan bien", me confiesa Mario, alto, melena canosa al viento, mientras comemos. Tanta modestia que me susurra como si no tuviera importancia: "El sábado regresamos a Barcelona para dar el primer concierto de los setenta que Fangoria tiene contratados". Escribe libros, rompe los audímetros de televisión, Alaska es una mezcla exquisita de Hypatia y Marilyn Monroe, pero lo que más admiración me causa es que haya comprado la casa de Bibiana Fernández la borde del deshaucio. Le quita importancia: "Por Dios, si eso fue casi por hacer negocio... Se la embargaban a un precio de risa y nosotros la compramos en lugar del banco...", y añade: "Vamos los fines de semana a jugar a los granjeros, Olvido se pone en el jadín a cuidar las plantas. Para nosotros, urbanitas a tope, es lo más parecido al campo que conocemos, aunque esté en Boadilla del Monte". Se acerca Xavier Sardà, lo coge por el hombro, en mayo estrena en La 1 su 'Juego de niños': "Mario participa en uno de los programas, ¡no podíamos parar de reír!". Màxim Huerta pasa por nuestro lado y nos amonesta poniéndose el índice en los labios porque lleva una niña dormida en brazos. El día es un tótum revolútum de famosos. Manuel Valls, el candidato a la alcaldía (sí, también ha escrito un libro), sorprende por joven y guapo. Nos graban un vídeo. Me mira fijamente mientras suelto alguna corrad. Se inclina hacia mí y, cuando pienso que me va a besar en los labios, se desvía a la mejilla. Oh, la la, el legendario encanto francés... Susana Gallardo, créeme que te entiendo.

■ ■ ■

Jeremy Irons

Otro hombre atractivo Jeremy Irons... Es un gran actor, pero nosotros lo conocemos sobre todo por su noche de pasión no consumada con Loles León. "Fuimos a su hotel, me cedió el paso, me caí por el hueco de la escalera y me escoñé viva", contó después la propia Loles. Pero —y aquí viene lo bueno— ¡no fue la única española con la que ha estado! ¡Y también catalana! Estoy formando parte del jurado del festival de cine de Barcelona y Jeremy, uno de los hombres más guapos que he visto en mi vida, presenta su documental sobre el museo del Prado. ¡Y se le nota emocionado, repite una y otra vez que esta ciudad es especial, pasea la vista sobre el patio de butacas! Pero no, quien fue su gran amor no ha venido: la bellísima y elegante actriz Mónica Randall. Se conocieron en el festival de San Sebastián —yo lo vi— y estuvieron un año juntos, hasta que la rompecorazones Mónica terminó por abandonarlo. ¿Habrá intentado ponerse en contacto con ella estos días? Se lo voy a preguntar a Aurora Juliá. ¿Qué quien es esa señora? Ah, averígüenlo.

■ ■ ■

Juan Pardo

Julio Iglesias, cuando conoció a Isabel Preysler, la invitó a un recital de Juan Pardo en la sala Windsor. Pero, celoso como era, le obligó a sentarse de espaldas al escenario "porque si ves al gallego, te enamoras seguro". Ahora a Juan Pardo, artista inconmensurable, una buena persona que, según la leyenda, solo amó una vez —a Rocío Dúrcal— se le va a rendir un merecido homenaje. La televisión gallega está preparando un gran documental que cuenta con el visto bueno de su hija Lys y del propio cantante. ¡Ganas de verlo!.




Sí,pero...
ANA BOYER

Ana Boyer, qué guapa eres y fina. No como esas chicas neumáticas de pechos grandes y cerebros pequeños. ¡Tienes una vida tan apacible! Tu marido, tu hijo, su carrera…

Sí, pero…

Aquí está lo malo, al menos a mis ojos, querida Ana. Que tú, con lo inteligente que eres, no tengas una carrera propia, y solo te veamos como apéndice de tu marido. “Es un cerebrito”, decía tu padre con admiración, y tenía grandes esperanzas puestas en tu porvenir. Y empezaste muy bien, en un despacho importante, un compañero tuyo me dijo que eras humilde y diligente. Pero aquello fue flor de un día y preferiste dedicarte a eso tan antiguo de ser señora de… ¡Pero si tu madre, a tu edad, ya firmaba contratos comerciales de varios millones de pesetas! Pero oye, quién soy yo para meterme… A ser felices y a comer perdices… Ay, no, pobrecitas, vamos a dejarlas volar.


Arriba