MEDIOEVO ESPAÑOL...

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: MEDIOEVO ESPAÑOL...

ESTABA REGISTRADA...

Mensaje por Assia » Mar 06 Oct, 2020 3:01 am

No pensaba responder a esta entrevista a Curro Romero. Depues de leer 3 o 4 veces eso de '' PARECIA QUE JOSELITO LE PONIA CARILLA A LOS DE SU RAZA'' Me suena a que este buenazo o tontazo de Curro Romero, has llamado racista de su propia raza al REY DE LOS TOREROS.? Joselito era hijo de una gitana y su padre era payo. En la historia de la tauromaquia, solo ha habido 2 toreros que amaron mas a sus madres que a ellos mismos: JOSELITO Y MANOLETE.

Cuando la GITANA madre de Joselito murio en 1919, fue Joselito el unico torero que salio por primera vez a torear despues de la muerte de su GITANA madre de negro de pie a cabeza. Joselito NO tenia tiempo para andar de juergas como andabas tu Curro. Joselito se las pasabas en los cortijos buscando y acosejando a los ganaderos como criar el toro bravo para el triunfo que disfrutaron las grandes figuras del SIGLO XX desde Chicuelo a Paula y tu, Curro, habeis triunfados con el toro bravo que consigio Joselito que criaran los ganaderos.
El ganadero Pio Tabernero que conocio y vio torear a Joselito: '' NO HABRA OTRO JOSELITO, ERA Y SERA UNCO: TORERO PODEROSO Y AL MISMO TIEMPO TORERO DE ARTE.''

Si, Belmonte invento el temple, pero cuando Joselito consiguio ese toro para que Belmonte inventara como templarlo. Dice Curro: ''JOSELITO PODIA CON TODO LO QUE LE SALIA POR EL CHIQUERO BELMONTE LE AGUANTABA LA PELERA A JOSE...''
AH, CURRO, ''AGUANTAR LA PELEA NO ES GANAR LA PELEA.'' Belmonte tenia sus partidarios, y Joselito tenia sus partidarios. Belmonte siemprte estaba en todas las revistas con famosos y Joselito en los cortijos tratando de buscar el toro de raza y bravo. Y, si esto NO fuera ya 1 trabajo de casi imposible de conseguir, Joselito le declara la guerra al todo poderoso elite de LOS MAESTRANTES DE SEVILLA. Belmonte, ''un tio muy zorro'' como lo llama Paco Aguado en su libro se quita de enmedio durante la construccion de la Monumental de Sevilla y cuando la monumental de Sevilla esta construida y Joselito torea en ella con entradas muchisimas mas baratas que en LA MAESTRANZA, Belmonter se va con los maestrante y olvida todo lo que Joselito hizo por el.
Esa fue la razon por la que Belmonte se echo a llorar cuando vio la estatua de Joselito y llorando dijo: '' JOSELITO ME GANO LA PARTIA ... CUANTO HUBIERA DADO YO PORQUE 1 TORO ME HUBIERA MATADO A MI ANTES QUE MATARA A JOSELITO...''

Lo Mismo que le dije a MI GRAN GITANO DE JEREZ, CURRO, TE DIGO A TI: NO CONCEDER MAS ENTREVISTAS PORQUE HACEIS ARDER LA SANGRE A LA VERDADERA AFICJON''

Dice Curro en esa entrevista: '' HOY TOREAR A LA VERONICA SOLO TOREAN A LA VERONICA, URDIALES, (conocido con cachondeo por ''el torero de Curro Romero'') MORANTE Y AGUADO '' Si tu llamas a eso ''veronicas'' en porque torean con el pase llamado veronica.

El Ano pasado cuando toda la prensa taurina clamaba en letras grandes: '' LA AFACION SEVILLANA YA TIENE A SU CURRO ROMERO EN PABLO AGUADO'' Tuvo que ser PACO CAMINO EL QUE CONTESTARA A LA PRENSA TAURINA": AGUADO ESTUVO BIEN EN SEVILLA PERO NO PARA TIRAR COHETES'' En palabras taurinas, Aguado cumplio en Sevilla PERO NO TRIUNFO AUNQUE SALIERA POR LA PUERTA DEL PRINCIPE QUE POR DESGRACIA TAMBIEN ESA PUERTA DEL PRINCIPE DE ABRIO PARA PADILLA.
Cuando la aficion leemos '' estuvo bien'' este o aquel torero. comprendemos que NO hubo triunfo, SOLO CUMPLIO Y FUE APLAUDIDO.

Tu, Curro, recortates tu capote porque tus veronicas como todo tu toreo son a media altura y con 1 capote grande pesado NO se puede torear a media altura.

Si, hoy hay muchos falsos Jose Tomas, TODOS QUIEREN SER UN JOSE TOMAS EN EL RUEDO Y NO UN CURRO ROMERO O UN RAFAEL DE PAULA Y HOY, NO DA NADIE LAS BUENAS VERONICAS, AUNQUE SE LLAMEN VERONICAS.COMO DIJO EL GRAN PEPE LUIS VAZQUEZ: '' EL ARTE ES INIMITABLE'' Y POR ESO LOS TOREROS DE HOY, SOLO SABEN COMO DIJO PAULA:"''... DAR ESPALDINAS...'' YA SEA EN CHICUELINAS O ECHANDOSE EL CAPOTE A LA ESPALDA.

Me duele escribir esto Curro: muchos aficionados en la que me encuentro yo, te culpamos a ti especialmente de que estas ''figuras de mazapan y pitimini'' elijan ''novilletes de laboratorio'' que es lo que ultimamente toreabas tu Curro y Paula. Paula juro no volver a torear, pero TUVO QUE VOLVER A TOREAR PORQUE ECONOMICAMENTE LO ESTABA PASANDO MUY MAL. Pero tu, Curro, habia ganados millones y economicamente era millonario. La prensa decia que ''NO HICIERAS MAS EL RIDICULO QUE TE RETIRARAS..."' PERO TU, SEGUISTES EN LOS RUEDOS TOREANDO SOBRE TODO EN LA MAESTRANZA PORQUE ERA EL NINO Y DEPUES EL ANCIANITO MIMADITO PR CANOREA. SI, SE PONIA EL CARTEL DE NO HAY BILLETES. PERO EN LA MAESTRANZA SOLO CABE UNOS 12 MIL ESPECTADORES. Que de verdad sea esta tu ultima entrevista, como tambien le pido a Paula que no conceda mas entrevistas PORQUE NO HACEIS MAS QUE EL RIDICULO LOS DOS ULTIMOS TOREROS DE ARTE QUE ACABARON CON LA TAUROMAQUIA Y QUE IMPUSIERON LA ''MODA'' DE TOREAR ''NOVILLETES'' SI A PAULA SE LE PUEDE DISCULPAR HABR TOREADO NOVILLETES, NO ES ;POR MI PAULISMO ES PORQUE LAS 2 RODILLAS DE PAULA ESTABAN LLENAS DE TORNILLOS DE METAL. PERO TU, CURRO, SOLO TENIA LA EDAD Y LOS MILLONES PARA NO TOREAR. TE IRAS DE ESTE MUNDO CURRO,. SIN HABER TOREADO NI 1 TORO DE MIURA! PAULA SE IRA DE ESTE MUNDO CON HABER TOREADO TOROS DE MIURA. HASTA HAY 1 CHISTE QUE TU DICES: '' A MI ME DA -MIEO- HASTA DE DARLE LA MANO A DON EDUARDO MIURA'' NO IMPORTA CURRO, AUNQUE PAULISTA, RECONOZCO QUE ERAS 1 GRAN TORERO DE ARTE, PERO COMO PAULA, HABEIS SIDOS LOS ''DOS MAESTROS'' DE IMPONER QUE EN VEZ DE TOROS, LAS MAL LLAMADAS FIGURAS COMO JOSE TOMAS, TOREEN
''NOVILLETES DE LABORATORIO''

PD GOOGLE: EDAD DE uRDIALES 45 ANOS CUMPLIO EL PASADO MES DE MAYO.
MORANTE DE LA PUEBLA 42 ANOS CUMPLIO EL PASADO 2 DE OCTUBRE
PABLO AGUADO CUMPLIO 29 ANOS EL PASADO 3 DE ENERO.

QUE AL REY DE LOS TOREROS LO MATO 1 TORO CON SOLO 25 ANOS. AL CALIFA DE CORDOBA LO MATO 1 TORO CON 30 ANOS Y ESA SERIA SU ULTIMA TEMPORADA EN LOS RUEDOS.
SE ACABO EL ARTE DE LA TAUROMAQUIA Y NI TU, CURRO NI PAULA, DEBEIS DE CONCEDER MAS ENTREVISTAS A LA PRENSA PARA HACER EL RIDICULO!
Assia

MEDIOEVO ESPAÑOL...

Mensaje por Invitado » Lun 05 Oct, 2020 2:14 am

Imagen


CURRO ROMERO
"YA NADIE DICE LA VERDAD"

Bordea los 87 años quien es dios, mito y religión del toreo, el último guardián de las esencias. Le llaman Faraón de Camas cuando él sólo quiere ser invisible. Más allá de su leyenda y la literatura, hay una historia de 42 años en los ruedos, 7 Puertas Grandes de Madrid y 5 del Príncipe en Sevilla. Los números no eran lo suyo, sino armar con los toros esculturas tan lentas como su palabra.

ANTONIO LUCAS Y ZABALA DE LA SERNA


Octubre de 2000: Curro Romero decía adiós a los ruedos en silencio. «¿De quién me iba a despedir?». 20 años exactos después, Curro, el último mito de Sevilla, el último guardián de las esencias, el torero que convocó una religión sin pretenderlo y sentó jurisprudencia, habla en su refugio. Sorprende la nitidez de ideas y una cierta bonhomía de hombre en retirada, que no desatento. Ha dejado que el pelo crezca como es: color nieve. Un halo casi de santidad envuelve su sonrisa. Hasta hace poco le llamaban familiares de enfermos terminales que no querían dejar este mundo sin conocerlo. Y el Faraón acudía, humilde y compasivo. Por una de las ventanas grandes de su casa de Camas la ciudad se concreta como un escenario. A lo lejos asoma el sitio de su gloria, la Maestranza de sus verónicas.

Resopla antes de empezar.

Imagen

P. ¿Se cansa?

R. Ufff. Los nervios. Cada día que pasa veo más difícil el toreo y hablar de toros. Cuando dejas de tener esa ilusión tan grande como la que yo tenía, pues te vienes un poco abajo.

P. ¿Anda caído de ilusión?

R. Ilusión tengo por vivir, pero ando como acobardado.

P. Este año superó un cáncer...

R. Sí. Y me encuentro muy bien. Me dijo la médico que era muy valiente.

P. ¿Lo es?

R. Lo dice la médico... Yo lo que hacía era torear muy despacio. Qué difícil torear tan despacio, ¿verdad? Cuando cierro los ojos me acuerdo de esos momentos.

P. ¿Cómo recuerda los comienzos, aquellos días en que se escondía de sus padres en una panadería de Camas para ir en secreto a torear?

R. Recuerdo lo bien que olía la panadería. Quise ser torero por escapar de las fatigas, por salir del fango, por ayudar a mis padres que trabajaban mucho y no llegaban a fin de mes. Tuve una suerte inmensa. Quise ser torero y fui torero. Descubrí que a mi sensibilidad le iba muy bien el toreo. Por mi forma de entender la vida, que también tiene que ver con la lentitud, con la falta de prisas... Muchas veces me paro a pensar en lo difícil que es torear despacio. Estar tan vertical, gallardo pero no agarrotado, tener el cuerpo suelto. Irse de la cara del toro sin exagerar. Delante de un toro bravo no sabes lo que va a ocurrir porque te sube el instinto de conservación, te puedes desmanejar, descomponer. Pero cuando imponía la armonía, muy de cuando en cuando, salía todo bordado... Es más bonito que sucedan las cosas así, no tan seguido. Había corridas a contraestilo en las que no cabía mi toreo. Yo era incapaz de hacer cosas que no sentía. Tengo la alegría de no haberme traicionado nunca a mí mismo. Ni por las broncas terribles que aguantaba.

P. «Los públicos me tienen que agradecer que nunca les hice pasar miedo», dijo.

R. Prefería emocionarlos. Que viniera un aficionado después de 10 ó 12 años y que me enseñase el brazo con los vellos de punta era señal de que mi obra seguía viva.

P. ¿Su origen humilde le marcó?

R. Fue esencial para mí. Tengo un recuerdo de mis padres grandioso. Jamás les vimos discutir, ni en casa entró nunca la envidia. Mi padre y mi madre eran demasiado. Qué grandeza más grande.

P. ¿Cómo es ahora un día suyo?

R. Paso mucho tiempo solo y me gusta esa soledad, no me peleo nunca con ella [ríe]. Durante mucho tiempo estuve falto de silencios, así que aprovecho ahora. Para que la mente esté abierta necesito del silencio. Y acariciar la mente como se acaricia toreando. Es la manera de tener ideas buenas. Una mente retorcida acumula podredumbre. La cabeza es imprescindible para ser torero. La medida del tiempo. Saber qué debes hacer cuando sale el toro que esperas, y cuando salga que no se te vaya.

P. ¿El toreo es para usted sinónimo de libertad?

R. El toreo lo entiendo libre, sí. Pero tenemos muchos inconvenientes con respecto a otras disciplinas. Un artista flamenco, un pintor, un escultor o un escritor crea sin mirar el reloj. Un torero, sin embargo, está sometido a un reglamento, a un tiempo de 20 minutos. Hace muchos años hubiera querido torear sólo con el capote y luego irme a por la espada al final... Una vez le dije a Aznar en La Moncloa que el toreo no debía estar adscrito al Ministerio del Interior, que parecíamos delincuentes. Y me dejó sentado de culo cuando me contestó que estaba muy bien donde estaba. Con los socialistas pasamos a Cultura, pero como si no. Estamos más cerca de las otras artes, pero a nosotros nos niegan las subvenciones, el pan y la sal.

P. Siempre aspiró en la vida a reírse, al silencio... Y a ser invisible.

R. Me gustaría ir por la calle y que no me reconociera nadie. Pasar desapercibido. Eso, ser invisible... En ocasiones, cuando me abstraigo creo que ni he toreado. Cuando veo corridas por la tele, me pregunto: «¿Y yo he estado delante de esos toros tan grandes?».

P. Hasta los 66 años estuvo...

R. A veces me daba miedo de mí mismo. Me faltaban dos meses para los 67 cuando me retiré. Me preguntaba: «Dios mío, ¿hasta cuándo?» Quería irme entero, que no me cogiese uno y me dejase en silla de ruedas. Pero hasta la última tarde me movió lo que podía ocurrir si me metía la cara un toro y me iba pegándole lances hasta los medios.

P. ¿La vida le ha sido noble?

R. He sido un hombre pleno, muy lleno de cosas buenas. Muy vital. Es ahora cuando me cuesta sacar las palabras de mi cabeza. He sabido entender la vida muy bien cuando me tocó vivirla y disfrutarla con facultades y reflejos. Todos los días toreaba de salón una hora y caminaba otras dos por el campo. Así estuve 30 ó 40 años. Terminé yendo solo a los tentaderos. Los compañeros con los que hacía pareja echaban una hora con cada becerra y me desesperaba. Yo con 15 ó 20 pases tenía aquello visto.

P. ¿Cómo se lleva con su leyenda?

R. No muy bien. No me gusta ser el eje en las conversaciones. Me venía muy ancho todo eso. Que hablen de mí me pone muy nervioso, pero me he dado cuenta de que la leyenda viene por algo. Algo ha pasado para que sea así, con tantas tardes negras y pocas buenas para el tiempo que estuve en activo [42 años]. Corté una vez una oreja en el mes de agosto y titularon como noticia: «Curro corta una oreja». En un mes hay quien corta 60.

P. Aquellas ferias de abril, aquellos Domingos de Resurrección...

R. Toreaba cinco tardes seguidas, acababa el papel en taquilla, no salía ni al tercio y me seguían esperando. Pero cuando salía el toro esperado había que bordarlo poniendo a la gente en pie con cuatro lambreazos. No me extraña que a los toreros que se montan todas las tardes encima del toro les caigamos mal esos otros como El Gallo, Chicuelo, Pepe Luis o como yo. A nosotros, con el toro bueno, no se nos veían los tirantes.

“NO ME HE LLEVADO MUY BIEN CON MI LEYENDA. ME VENÍA MUY ANCHO TODO ESO. YO ERA TAN TÍMIDO COMO CAMARÓN. CUÁNTO ME VEÍA EN ÉL”


P. Le pasa a usted como a su amigo Camarón, tan tímido.

R. Cuánto me veo reflejado en él. Romerito, su hombre de confianza, me decía: «Camarón es igual que tú. Tú con tu forma de torear y él con la suya de cantar». Y era verdad.

P. Esa complicidad...

R. Qué respeto y qué cariño más bueno. Siempre supe a quién había que escuchar. Para eso he sido inteligente. Hay que quedarse con lo que se asienta en el oído y con lo que se queda en la retina. Camarón era de pocas palabras, pero el día que decía alguna frase había mucho ahí dentro.

P. Usted siempre ha buscado la armonía en el toreo y en la vida.

R. La armonía es paz. Al toro le gusta la armonía, que lo mimen. Y mimarlo es torearlo despacio y acariciarlo. Y en la vida igual. Viene uno a discutir y mi primera reacción es pararlo, hablar, intentar encontrar el acuerdo razonando. Lo que le diga tiene que ser verdad. La verdad es muy difícil, y tiene tanta fuerza... Pero ya nadie dice la verdad.

P. Cómo vive este momento tan agitado, incluso violento, del mundo.

R. Yo me he criado en otro ambiente, en otro tiempo. Esto de ahora... Siempre estuve con personas de una sensibilidad fuera de lo normal, como Antonio Márquez. Algunas veces tomaba café con Juan Belmonte, otras con Rafael el Gallo. Orson Welles fue un partidario mío tremendo... De 30 años a esta parte todo ha ido degenerando.

P. ¿Qué sucedió para que tanta gente de la cultura huyera del toreo?

R. La figura del torero no llama la atención. Antes querían estar con ése que hacía el toreo de forma distinta. En mi juventud asistía a reuniones excepcionales. Iba a escuchar. Hablaba muy poco. Hoy esas cosas suceden menos. Está todo muy raro, si dices algo a los jóvenes hasta te contestan mal.

P. Y esa rareza cómo afecta al toreo.

R. Los toreros nuevos no tienen a quién observar. Ni siquiera a quién copiar. Nadie escucha y se han perdido los referentes.

P. ¿Cuáles fueron los suyos?

R. El primero que me gustó fue Antonio Ordóñez. Y Pepe Luis Vázquez. Y antes que todos, Curro Puya con el capote. Era un gitano extraordinario.

P. Se perdieron las tertulias y se habla peor que nunca de toros.

R. La ignorancia más tremenda del mundo se da en los toros. A un pintor nadie le chilla por detrás: «¡Así no!».

P. ¿Se pueden tener sonidos gitanos en la forma de interpretar el toreo sin ser gitano?

R. Puedes llegar a tener un sentimiento muy a flor de piel como tienen los gitanos, una sensibilidad muy de fiar, muy delicada. He convivido con ellos más que con los payos. Y me han dado lo mejor de su cariño y su arte. Siempre he estado entregadito. Me tenían como un gitano más. Y esas noches en los tablaos...

“EL MUNDO DE LOS TABLAOS ES OTRO MUNDO QUE SE ACABA. FLAMENCO Y TOREO VAN DE LA MANO. LAS ADMINISTRACIONES NO LES HACEN NI CASO”


P. Otro mundo que se acaba.

R. Pasa como en el toreo: van de la mano uno y otro. Las administraciones públicas no les hacen ni caso. ¡Con la riqueza que es el flamenco! Qué derrota de la cultura.

P. ¿Qué palo del flamenco acompaña más su toreo?

R. Ese cante de seguiriyas, que hacía llorar; las camisas partías, el silencio absoluto… ¡Cómo será eso cuando se canta como se debe cantar! Como hacía Terremoto… La profundidad es una seguiriya... Yo no sé si soy profundo, pero sé gozar de las sensaciones que te entran por el cuerpo escuchando un buen cante. Hay que ver qué eco tenía Caracol; y la melodía de Camarón, tan gitana.

P. Avanzada la noche alguna vez se arrancaba usted por fandangos.

R. Pero sin público. No me gustaba hacerlo delante de los artistas. Me lo tenía que indicar Camarón: «Cántate un fandanguito». Y él me acompañaba con la guitarra. Una vez me lo pidieron delante de Caracol. Y canté. Y me pidió que me cantara otro. Y, apurado, lo hice. Cuando acabé, Caracol me soltó: «Tú a torear». [Y despliega una sonrisa amplia]. Caracol era muy partidario mío.

P. ¿Hablaban de toros?

R. De Rafael el Gallo más que de Joselito... Y es que parece que Joselito le ponía carilla a los de su raza.

P. ¿Su timidez ha jugado a su favor o en su contra?

R. En contra, en contra. Lo paso muy mal siendo tan tímido. Me pongo colorado, me entran sudores. Las entrevistas, por ejemplo, me matan. Ya le he dicho a Carmen [su mujer] que está es la última. Que en los años que me queden no quiero estar dos o tres días pensando lo que voy a decir, si voy a meter la pata, si algo que diga le va a caer mal a algún compañero…

P. Ni en este salón, ni en toda la casa, hay recuerdos taurinos.

R. No le he tenido apego a los trajes de torear ni a las cosas de torero. Los vestidos, normalmente, sólo me los ponía una vez. Me hacía cuatro o cinco para la temporada y como no era de torear muchas corridas ya tenía para todo el año. Los vestidos, en la otra casa, los tenía tapaos en un armario. Y aquí ni los tengo.

P. Lo regaló todo.

R. Tenía 30 o 40 vestidos y los di. Capotes de paseo, el juego de espadas de Antonio Márquez… Mi recuerdo se queda con los toros, nada más. Yo vivía la vida intensamente toreando, y así debe ser. No necesito tener delante decoración de lo que fue aquello.

P. Usted es belmontista.

R. Sí. Joselito podía todas las tardes con todo. Y Belmonte toreaba el toro que salía de chiqueros ya casi picado. Juan toreaba un toro muy de cuando en cuando, pero cómo sería que le aguantaba la pelea a José. Belmonte toreaba templado cuando nadie toreaba templado. El temple lo trajo Belmonte.

P. ¿La cultura de la imagen ha jugado en contra de la esencia del toreo?

R. En muchas ocasiones, sí. Preferiría encontrar un escritor con arte que me explicase lo que yo había hecho.

“SENCILLAMENTE FUI DISTINTO. TODAVÍA NO HE OÍDO A NINGÚN LOCUTOR DECIR ‘ÉSTE TORERO SE PARECE A CURRO ROMERO’”


P. ¿Y cómo definiría lo que usted ha hecho en el toreo?

R. Yo he sido distinto. Simplemente distinto. Todavía no he oído decir a un locutor eso de «éste se parece a Curro Romero»…

P. No le gusta que le llamen maestro.

R. Es que no lo soy. No soy maestro de nada. Ser maestro en el toreo es ser un dominador de todo tipo de toros. Eso que te duele en los costaos no es de maestro, sino de artista rozando la genialidad. Aunque eso sí, todo nace de la sensibilidad.

P. ¿Esa hipersensibilidad suya no le ha hecho sentirse a veces incomprendido?

R. No, jamás. Nunca he engañado a nadie. Siempre he ido buscando la verdad, y la verdad, como dije antes, tiene mucha fuerza. Y cuesta alcanzarla. Cuando lo conseguía, me sentía muy arropado por la emoción de la gente.

Imagen

La voz de Curro arrulla las palabras. Y enlaza los conceptos que armaron la escultura de su toreo. Su mirada glauca se pierde en silencios. Como si buscase imágenes y sombras de lances. Cuando regresa de sus pensamientos siembra axiomas: «Qué bonitas son la sencillez y la naturalidad. Pegando latigazos no arreglas nada. Es una pena que los toreros de ahora se lleven tanto tiempo delante de la cara del toro. Tienen mucho mérito, pero cansan mucho. No multiplican, sólo suman».

P. No siempre toreó con un capotillo tan chico.

R. El capote lo estudié a lo largo del tiempo y lo fui recortando hasta que lo cogí más chiquitito. El capote grande, al bambolearlo, permite que el toro se te vaya para allá y eso es un desorden. Con el capote chiquitito me lo pasaba por donde yo quería, jugando bien las muñecas. Que me rozara para sentirme más todavía era importante para mí. Y ganarle el pasito adelante otra vez para que no te hiciera hilo. Si ya es difícil reducir la velocidad de salida, ese instante de parón en el tiempo y en el embroque, más complicado todavía es hacer el quite a la verónica después del puyazo. Todo el mundo va con la chicuelina y con esto y con lo otro que hacen ahora [y hace juegos malabares con las manos]. Pero eso no es. Ya no se ve torear a la verónica en el quite. Salvo a Morante, Urdiales y Pablo [Aguado].

P. Usted dijo una vez que el toreo es de cadera a cadera.

R. ¡Muy bien dicho! Se me olvidan tantas cosas ya.

P. ¿Le tiene miedo a la pandemia?

R. Un miedo relativo. Estoy al tanto de todo. Cuando veo cómo se mueren en las residencias de ancianos y pienso que yo en dos meses cumplo 87... Será lo que Dios quiera. Soy consciente de que cualquier día me da un jamacuco y me voy para Allá.

“NO ME ASUSTA LA MUERTE. LO QUE ME DARÍA PENA ES QUE ME VINIERA PRONTO PORQUE ME GUSTA VER A LA GENTE QUE QUIERO...”


P. ¿Le asusta el trance de la muerte?

R. La verdad es que no. Lo que me daría pena es que me viniera pronto, porque me gusta ver a la gente que quiero...

P. ¿Se arrepiente de algo?

R. Hice algunas locuras de joven, pero nunca cosas malas. Robé mazorcas y espigas para los cochinitos que cuidaba en la finca de Queipo del Llano [sonríe de nuevo]... Por lo demás, tengo la conciencia muy tranquila.

P. ¿Por quién ha llorado más en su vida?

R. Por mi hija Coral. No puedo ver ni una foto. Ufff. No quiero acordarme.

MEDIOEVO ESPAÑOL...

Mensaje por ''LA ESPANTA'' » Sab 26 Sep, 2020 10:52 am

ESTAS 2 PALABRAS ''LA ESPANTA,'' NO SE CONOCIA EN LA HISTORIA DE LA TAUROMAQUIA AL PRINCIPIO DEL SIGLO XIX. SE LLAMABA
'' TORERO MIEDOSO QUE HUYE DEL TORO'' PERO ESA PALABRA DE ''ESPANTA,'' FUE INVENTADA POR EL DIVINO CALVO, RAFAEL EL GALLO , HERMANO DEL JOSELITO, EL REY DE LOS TOREROS. EL DIVINO CALVO NO SOLO INVENTO LA PALABRA ''ESPANTA,'' TAMBIEN INVENTO ESA FRASE QUE HOY LA UTILIZAN MUCHOS PERIODISTAS: '' HAY GENTE PA TO''

CREO QUE FUE EN MADRID (no estoy segura) cuando el divino calvo no le dio la gana de salir de la barrera porque segun el, sus 2 toros le echaron 1 mirada asesina. LA BRONCA DE PUBLICO FUE FENOMENAL. 1 PERIODISTA SE LE ACERCO Y LE DIJO: '' QUE TARDE RAFAEL!'' EL DIVINO CLVO LE CONTESTO: '' MANANA ESCRIBES QUE DEJE AL PUBLICO RONCO...'' DESPUES, A OTRO PERIODISTA QUE LO ACUSO DE NO SALIR DE LA BARRERA, EL DIVINO CALVO LE RESPONDIO: '' SI YO VEO A LOS TOROS CON OJOS DE ASESINARME LE DOY LA ESPANTA'' Eso de ''la espanta,'' ya la prensa lo comenzo a escribir con Chicuelo, Cagancho, Curro Romero y Rafael de Paula, ''dieron la espanta''
A mi, me gusta el titulo del libro de Jesus de Paula dedicado a su padre: '' ENTRE CLAMORES Y ESPANTAS'' Pero ese dia en Ronda, mi gran gitano de Jerez, estaba cabreado y como los paulistas estamos acostumbrados, Paula mezclo sus verdades con sus barbariddes.

Por que Paula '' DIO LA NOTA EN RONDA.?"' NO, Paula NO dio ''la nota en Ronda'' Fue la alcaldesa la que dio '' la nota en Ronda'' Ese dia se le hacia 1 homenje a Paula y tuvieron que esperar sentados por mas de 20 minutos para que llegara la alcaldesa al homenaje que se le hacia al gran gitano de Jerez. Asi, NO se trata a 1 persona qu se le hace 1 homenaje. El pintor encargados de pintar las invitaciones, NO LAS PINTO, SOLO FUE 1 REPRODUCCION DE FOTOS. En mi forma de pensar y de otros comentaristas en GOOGLE, trataron muy mal a Paula con tener que esperar a la alcaldesa y como era de esperar, los que conocemos a Paula, el gran gitano se dio cuenta de que lo habian humillado, haciendole esperar la llegada de la alcaldesa para comenzar el homenaje. Como Paula dice en ese video: '' AQUI, EL PROTAGONISTA SOY YO... LA ALCALDESA SERA LA ALCALDESA... DEPENDE....''
1 VEZ CABREADO PAULA, YA MEZCLO A SU HIJO Y LO INSULTO PIDIENDO QUE NO SE COMPRARA NINGUN LIBRO PORQUE ESTABA MAL TITULADO CON SUS BARBARIDADES DE QUE EN EL TOREO NO ''HAY ESPANTAS NI CLAMORES... SE LLAMA: ''BRONCA TORERA...'' Pero eso se llamaba en el Suglo XIX hasta que Rafael el Gallo dijo: '' SI YO VEO A 1 TORO CON OJOS ASESINOS LE DOY LA ESPANTA'' Y YA LA PRENSA TAURINA ESCRIBIA QUE CURRO ROMERO Y RAFAEL DE PAULA (LOS 2 ULTIMOS TOREROS) ESTA O AQUELLA TARDE, DIRON ''LA ESPANTA''

Hoy, no da ''la espanta'' ninguna de las ''figuras de mazapan y pitimini'' porque NO torean mas que ''novilletes de laboratorio'''

Paula se porto muy bien en Ronda cuando recogio el premio de Cayetano Ordonez, padre de Antonio Ordonez, porque ese dia, NO lo humilaron como lo humillo la alcaldesa de Ronda, haciedolo esperar por mas de 20 minutos.

Es cierto lo que dijo Paula de Juan Ordonez, hermano de Antonio Ordonez. Juan de la Palma, era mejor torero que su hermano y tan pronto salia 1 toro del chiquero, Juan ya sabia la faena que habia que hacerle a ese toro. Pero Juan Ordonez nacio con 1 cuerpo muy feo, muy alto y casi jorobado con la chaquetilla de torero y por muy bien que toreaba y toreaba mejor que sus hermanos Cayetano y Antonio Ordonez, NO TENIA ESTETICA DELANTE DEL TORO Y NO GUSTABA VERLO DELANTE DE 1 TORO. Juan Ordonez, se suicido y la familia trato de olvidarlo y que NO se hablara de que 1 hijo de Cayetano Ordonez NINO DE LA PALMA, COMETIO SUICIDIO.

hAY MUCHAS INCOGNITAS EN EL SUICIDIO DE JUAN ORDONEZ, 1 DE ELLA ES QUE ESTABA CASADO CON PAQUITA RICO QUE GANABA MUCHO DINERO Y TENIA QUE MANTENRLO Y OTRA SUGERENCIA FUE QUE SU HERMANO ANTONIO ORDONEZ LO LLEVABA EN SU CUADRILLA DE BANDERILLERO PAGANDOLE LA MISERIA QUE COBRAN LAS CUADRILLAS, CUANDO MUCHOS TRIUNOS DE ANTONIO ORDONEZ SE LOS DEBIA A SU HERMANO QUE LE DECIA LA LIDIA QUE REQUERIA ESE O OTRO TORO CON DIFICULTAD. POR ESO COMO DIJO PAULA EN RONDA: '' NADIE HABLA DE EL Y ERA MEJOR TORERO QUE SU HERMANO ANTONIO'' Por mi parte, NO me gusta hablar de personas toreros o gente humilde que se suicidan porque estan en sus derechos de quitarse la vida si la VODA HA DEJADO DE TENER ALICIENTE PARA EASAS PERSONAS.

OJALA Y SALIERA OTRO TORERO QUE SEA TAN GRANDE COMO LO FUERON LOS 2 ULTIMOS TOREROS DE ARTE: CURRO ROMERO Y RAFAEL DE PAULA QUE VUELVAN A DAR ''LA ESPANTA'' POR MUCHO QUE EL PUBLICO LE DE ESA ''BRONCA TORERA''

MEDIOEVO ESPAÑOL...

Mensaje por Invitado » Vie 25 Sep, 2020 5:45 pm


El Maestro Rafael de Paula toreando un festival en Villanueva de Marsant (Francia)



Leyenda taurina viviente - Rafael de Paula



2000. Rafael de Paula, torero, recibe un homenaje en Jerez de la Frontera (Cádiz) de parte de otros toreros y profesionales del mundo taurino como Alvaro Domecq Romero. Rafael de Paula posa sonriente al lado de un cuadro que lo retrata y que recoge de manos de Rafael Román, antiguo presidente de la Diputación de Cádiz. Rafael de Paula agradece el homenaje a los asistentes. Hacía poco se había retirado de los ruedos, cortándose la coleta el día 18 de mayo de 2000. Entre los asistentes podemos ver al torero José Tomás. Intervienen Rafael de Paula, torero; Julián López Escobar "El Juli ", torero, y Juan José Padilla, torero.



Rafael de Paula recibe el Trofeo Extraordinario Cayetano Ordóñez




Rafael de Paula da la nota en la entrega de la Llave de Oro del Parador de Ronda

MEDIOEVO ESPAÑOL...

Mensaje por PAUSLISTAS » Mar 22 Sep, 2020 11:06 am

HASTA LOS HUESOS COMO SOY YO, YA ESTAMOS ACOSTUMBRADOS QUE ESTE GRAN GITANO DE JEREZ MEZCLE SUS BARBARIDADES CON SUS VERDADES.
TE HAS OLVIDADO TU PROPUESTA DE QUE EN LA PUERTA DEL PRINCIPE DEBERIAS DE HABER 3 ESTATUAS: '' JOSELITO, EL REY DE LOS TOREROS'' BELMONTE, POR ENSENARNOS EL TEMPLE'' CHICUELO, POR ENSENARNOS EL TOREO A LO REDONDO''

BELMONTE NUNCA TOREO O LIGOR COMPLETA 1 FAENA EN REDONDO. EL QUE TRATO DE TOREAR Y LIGAR 1 FAENA EN REDONDO FUE JOSELITO Y NO LA CONSIGUIO.

TIENES RAZON, EN QUE EL TEMPLE ES MUY DIFERENTE AL TOREO QUIETO. ESO DE QUEDARSE QUIETO, COMO TU DICES, LO INVENTO MANOLETE QUE NADA TIENE QUE VER CON EL TEMPLE. A MI NO ME GUSTA ESO DE QUEDARSE QUIETO PORQUE HAY O PUEDE HABER VENTAJA PARA EL TORERO. YA SE COMENTO (YO NO LO CREO) QUE MANOLETE TOREABA CON ''VENTAJILLA'' EL QUE TOREA CON VENTAJA ES JOSE TOMAS QUE COMO DIJO TU HIJO JESUS: '' JOSE TOMAS SABE QUE EL NO PUEDE REMATAR CON LA MEDIA VERONICA, POR ESO TAN PRONTO COMO PUEDE SE ECHA EL CAPOTE EN LA ESPALDA'' AHI ESTA LO QUE YO LLAMO ''VENTAJILLA'' JOSE TOMAS SE ECHA EL CAPOTE A LA ESPALDA, CITA AL TORO Y LOS ''ILETRADOS TAURINOS'' CREEN QUE EL TORO VA POR EL CUERPO DE JOSE TOMAS, SIN DARSE CUENTA QUE TAN PRONTO EL TORO ACUDE A LA CITA, JOSE TOMAS MUEVE EL CAPOTE Y EL TORO VA AL BULTO QUE VE DEL MOVIMIENTO Y NOO AL CUERPO DE JOSE TOMAS. 1 TRUCO MUY ARTISTICO Y MUY DISIMULADO QUE NO ENGANA A LA AFICION.

OTRA DE TUS BARBARIDADES MI GRAN GITANO: LA PRIMERA OPERACION EN LA RODILLA TE LA HIZO 1 GRAN CIRUJNO SEVILLANO, PERO TE DIJO QUE HABIA QUE REPETIR OTRA VEZ LA OPERACION EN 6 MESES, TU, RAFAEL, TE NEGASTES PORQUE NO PODIA (MEJOR DECIR) NO QUISISTES PERDER CONTRATOS EN LA AMERICA TAURINA. NO CULPES AL CIRUJANO.

SI, ERES UNICO TORANDO A LA VERONICA, HASTA EL GRAN CURRISTA DE ANTONIO BURGOS ESCRIBIO QUE CUANDO PAULA TOREABA TAN LENTAMENTE A LA VERONICA, EL RELOJ SE PARABA CON LAS MUNECAS DE PAULA DORMIDAS RECREANDSE LENTAMENTE EN LAS VERONICAS.

NO SE EN QUE PAGINA ESTARA EN ESTE TEMA, FUE CUANDO HABLARON DE HACER 1 HOMENAJE A JOSELITO ESTE ANO Y 1 DE LOS PRESENTES CONFUNDIO EL TEMPLE DE BELMONTE CON LA QUIETUD, CREO RECORDAR QUE CONTESTE ALGO ASI:'' ME TEMO QUE SE LE HARA 1 HOMENAJER AL JOSELITO MACARENO Y NO AL JOSELITO EL REY DE LOS TOREROS.''

CONCUERDO CONTIGO QUE HOY HAY SOLO 3 O 4 TOREROS QUE TOREAN CON ARTICILLOTE O MENOS ARTICULLO A LA VERONICA: MORANTE, PONCE,AGUADO, MARIN Y NO SE SI ALGUNO MAS, LAS DEMAS ''FIGURAS'' SOLO SON FALSO IMITADORES DE JOSE TOMAS.
Y COMO EL DE GALAPAGAR, SOLO TOREAN ''NOVILLETES'' CON CUERNOS FORRADOS. NO ESTAMOS EN TUS TIEMPOS GRAN GITANO!

ME ALEGRO QUE EL CAPOTE DE JOSELITO ESTE EN LA CASA DE LA HIJA DE ANTONIO BIENVENIDA CON 1 LETRERO:'' CAPOTE DE PASEO NEGRO DE JOSELITO QUE SE VISTIO DE NEGRO DE LOS PIES A LA CABEZA POR LA MUERTE DE SU MADRE.'' NO RECUERDO LA FRASE EXACTAMENTE. SI TE HUBIERAS QUEDADO TU, RAFAEL, CON ESE CAPOTE DE PASEO NEGRO DEL REY DE LOS TOREROS, SEGURO QUE YA SE LO HUBIERA VENDIDO A MORANTE POR 1 PAR DE EUROS.

ME HAS ENFURECIDO ESA ENTREVISTA PORQUE AUNQUE SE QUE MEZCLAS TUS BARBARIDADES CON TUS VERDADES, EN ESA ENTREVISTAS HAS DICHO MAS BARBARIDADES QUE VERDADES.

PD: AH, 1 COSA QUE ME DIJERON A MI CUANDO VISITE TU PENA EN JEREZ DE LA FRONTERA: '' LO DE LAS RODILLAS DE PAULA ES DE NACIMINTO, SU MADRE TAMBIEN SUFRIO SIEMPRE DE LAS RODILLAS Y APENAS ANDABA LA Sna TOMASA'' DEJAS YA DE DAR

ENTREVISTAS INUTELES A LOS QUE YA TE HEMOS VISTOS TOREAR EN VIDEOS. NI 1 SOLA PALABRA DE ELOGIO A CURRO ROMERO QUE SE ESTA RECUPERANDO DE 1 CANCER DE GARGANTA. YA SABEMOS QUE ERES 1 GRAN GENIO Y COMO DIJO BENJAMIN: '' SOLO CREO EN EL MILAGRO DE RAFAEL DE PAULA'' SI, ESO FUISTES: ''LA MUSICA CALLADA DEL TOREO''' BASTA CON TRCLEAR EN GOOGLE ESTO: NUNCA EL TOREO FUE TAN BELLO... CRONICA DE JOAQUIN VIDAL.

ME TEMOS RAFAEL QUE TU HIJO JESUS TIENE TUVO RAZON CUANDO
COMENTO QUE TU, TENIAS PROBLEMAS PSICOLOGICOS, SI YO CRITIQUE A TU HIJO FUE PORQUE LO HIZO PUBLICO ANTES DE QUE TE JUZGARAN POR EL INCIDENTE EN LA OFICINA DE TU EX-ABOGADO. PERO AHORA, RAFAEL, ME TEMO QUE YA EN ESA ENTREVISTA HAS LLEGADO MUY LEJOS PARA LOS QUER SABEMOS QUE TU MEZCLAS TUS BARBARDADES CON TUS VERDADES. ESTAS YA ''GAGA'' RAFAEL.? ESO PARECE LEYENDO ESA ENTREVISTA.

MEDIOEVO ESPAÑOL...

Mensaje por Invitado » Lun 21 Sep, 2020 2:41 am

Imagen
“NO TENGO LA FE SUFICIENTE PARA AGUANTAR EL MIEDO A LA MUERTE’’ Leyenda viva, mito del toreo. A sus 80 años y 60 de alternativa, el irrepetible e imprevisible torero gitano de Jerez de la Frontera repasa su historia. Y habla de sus emociones, tribulaciones y desengaños.


RAFAEL DE PAULA
YO SOY EL QUE MEJOR HA TOREA DO DE TODOS LOS TIEMPOS

Es una leyenda del toreo. Casi un enigma. Cumple 60 años de alternativa. Sus fieles, más que seguidores, son devotos. En esta entrevista exclusiva despliega sus emociones, miedos y desengaños

ANTONIO LUCAS Y ZABALA DE LA SERNA


Yo le prometí a mi padre, cuando estaba agonizando, que nunca más iba a tener miedo. Pero tengo miedo. Miedo a la muerte. Soy un cobarde». Rafael de Paula es un torero legendario con un aura de penumbras fastuosas. Uno de los dos grandes mitos vivos de la tauromaquia. Gitano de Jerez de la Frontera. 80 años de existencia y 60 de alternativa. Que tomó en Ronda con Julio Aparicio de padrino y Antonio Ordóñez por testigo un 9 de septiembre. Esa tarde alumbró su mito.

A Rafael de Paula se le adivina el agua oscura que le corre en las muñecas, como escribe Felipe Benítez Reyes. Su diferencia abisal es la capacidad de extraer belleza de lo frágil. Su razón taurina es, en verdad, la sinrazón del sentimiento, la esencia del instante que se convierte en eterno por irrepetible, por intraducible, por enfurecido, barroco, inédito. Sin ser contradicción es lo contrario a todo. Su aristocracia está en su raza, en su carácter irregular. Es lo que otros llaman inspiración. Convoca para la entrevista en el Hotel Jerez.

«Ésta puede que sea la definitiva», advierte. A la hora convenida, un imprevisto retrasa la cita: «Me ha fallado el chófer». Media hora después, Rafael de Paula, de guayabera celeste y pantalón marino, irrumpe en el jardín del hotel apoyado en un bastón alto, con zapatos de ante rojo color amapola, un rojo indefinible.

Trae el paso lento y dudoso, la barba de tres días, el pelo racheado de canas bajo una gorra de visera, la espalda quebrada por una fisura en tres vértebras. «Estoy hecho una alcayata», dice. Los ojos siguen condenando lo que ve y el cobre de la piel se ha cuarteado con la edad. Como su voz rasgada. Como si tuviera en la garganta un alambre de verónicas amargas.

Una primera copa de amontillao, el primer Ducados de 100 y se lanza a la conversación bajo la sombra que da una pérgola.

Niega el toreo como una ciencia exacta. Habla también con las manos en ayudados por alto y a veces mece lances por bajo. En cada expresión hay un bronce. Hay días que viaja sobre el iceberg de una tristeza sin remite. Para Rafael de Paula –tan gitano, tan flamenco– no existe el júbilo fácil. Lo suyo viene dictado de algún recodo conmovido que le impulsa por dentro, como un muelle que nunca sabes dónde va a saltar. Esa irritante inestabilidad es, sobre todo, el arte. No es un torero de multitudes, sino de instantes. Capaz de hacer de un par de segundos un exvoto de tiempo ya para siempre fijado.

Imagen

P. Usted arranca en el toreo con la bendición de Juan Belmonte.

R. Así es. Por eso los momentos más felices de mi vida fueron mis días de novillero, cuando conocí a don Juan. Aún no lo había tratado personalmente cuando me enteré de que su hermana había fallecido y decidí ir al entierro. Fui con el único pantalón que tenía, unas alpargatas y una chaqueta de espiguilla que me había dejado un amigo del colegio, rota por el sobaco. Él iba en primera fila con un traje gris marengo impecable, la camisa blanca y la corbata negra. A mí me daba vergüenza que me viesen con esa ropa y estuve en la comitiva muy retraído, como escondiéndome de la gente... Pero ya verán por qué Belmonte era un ser especial: tiempo después de aquello, Bernardo Muñoz, Carnicerito de Málaga [quien luego sería su suegro], me citó una mañana para ir al campo y me avisó de que cogiese capote y muleta. A la hora convenida llegó un coche a la puerta de mi casa y en él iban Bernardo y Pepe Belmonte, el hermano de don Juan. Yo no sabía a dónde íbamos exactamente y después de un rato llegamos a Gómez Cardeña, la finca del maestro. Pepe entró al salón, yo le seguía, y allí estaba el Pasmo de Triana con un traje de corto. Le dijo: «Juan, aquí traigo a un chiquillo que tienes que conocer». Y Belmonte, con su tartamudeo, respondió: «Ya-ya-ya lo conozco. Lo-lo-lo vi en el entierro y creía que era un bailarín». ¡Ese hombre, en aquella situación y con tanta gente alrededor, se había fijado en mí! Eso es bonito. La verdad es que yo tenía cuerpo de torero, muy buenas hechuras. Era muy entipao, sin vanidad. Además, mi forma de andar metiendo la puntera del pie pa dentro me daba un paso distinto. Juan Belmonte se dio cuenta y desde ese día me invitó con frecuencia a Gómez Cardeña, donde algunas veces me echaba hasta seis vacas para mí solo. Y quiso que la novillada de mi presentación fuera suya.

BELMONTE SE FIJÓ EN MÍ. LA VERDAD ES QUE YO TENÍA CUERPO DE TORERO, MUY BUENAS HECHURAS. ERA MUY ‘ENTIPAO’, SIN VANIDAD”


P. ¿Le sugería alguna cosa cuando lo veía torear?

R. Nunca. Eso nunca. Él se sentaba en su palquito de la plaza de tientas y allí observaba en soledad lo que hacíamos con las vacas. Siempre en silencio. Un día su hermano me dijo que me vistiese de corto y me dio un traje que había pertenecido a Manolete. Hasta lo arreglaron para mí. Era una mañana de abril muy bonita en la que Belmonte celebraba algo, no recuerdo qué. También estaban en la finca José María de Cossío, el escultor Sebastián Miranda, la rejoneadora Conchita Citrón, su marido y un ex presidente de la República del Perú… Mucha gente. Cuando la cosa empezó y soltaron la primera vaca, yo me quedé en un burladero con la muleta montada esperando a que saliese alguien. Pero resulta que aquello lo había organizado don Juan para mí. Así que me pongo a torear con la muleta en la mano izquierda y en eso escucho la voz de Belmonte a lo lejos diciéndole a alguien: «Mira cómo le pega el natural y lo liga con el pase de pecho». Cuando oí eso yo me comía la cal de la tapia a bocaos de la emoción. ¡Le estaba gustando!

P. Entonces su referente primero es Juan Belmonte.

R. Vamos a ver, que esto requiere ser precisos. Belmonte es el primer revolucionario del toreo del siglo XX. Y lo es basado en tres conceptos: la pureza, la hondura y el sentimiento. El suyo es un torero de citar a medio pecho, cargando la suerte… Eso es clasicismo. Y además aporta al toreo algo esencial: el temple. Hasta que él no lo trajo el temple no existía en el toreo. El temple, no la quietud, que son cosas distintas. A ver si lo vamos a malentender. Apunte. Belmonte viene revolucionando el toreo, pero deja un solo cabo por atar, que es el toreo en redondo. Y es extraño que en su reaparición del 34 no lo haga. Paula, o sea yo, heredero de esa forma de torear, sí lo hace, rematando el toreo del Pasmo de Triana. Esto no se ha dicho nunca.

P. ¿Qué ve Belmonte de él en sus maneras?

R. No lo sé. Yo no le vi torear, en cine hay muy poca cosa suya. Lo más que sé es por foto. Miren, cuando una madre le da el pecho a su criatura la mece después para que se quede dormida. Pues así manejaba Belmonte el capote. Mece el toreo, como la madre al niño. Y ahí es cuando el toreo se hace realidad. ¿Ustedes se han fijado en la cara de Belmonte? Eso es algo impresionante. Con un color verde oliva único. Y cómo se transformaba delante del toro. Mi dios profesional es Belmonte.

P. Tomó la alternativa en Ronda, el 9 de septiembre de 1960, pero tardó 14 años en confirmar.

R. No tenía prisa. En ese tiempo me llamaban de muchas ferias en el sur y también estuve en Latinoamérica. Solía torear 10 ó 15 corridas al año, no más, pero cuando llegaba la oportunidad de confirmar en Madrid sabía que era para echarme a los leones. Por eso no la aceptaba. Hasta que me llamaron para una corrida de Osborne con José Luis Galloso de padrino y Julio Robles de testigo. Y ésa sí.

P. ¿Qué recuerda de aquella tarde?

R. El pedazo de quite que le hice a un toro de Julio Robles. Fue tremendo. El cuñado del maestro Domingo Ortega, el escritor Pepe Alameda, publicó la crónica de aquella tarde con un título espectacular: El quite que dio la vuelta al mundo. Tiempo después me contactó un joven periodista que había sido amigo de Julio Robles, que en paz descanse, y me comentó que aquel quite fue para él un dolor. Aquel toro suyo funcionó muy bien con el capote, pero en la muleta desapareció. También recuerdo la crónica del director de la revista El Ruedo, Antonio Abad Ojuel: Ha nacido un partido, el paulismo. Eso sucedió el día de mi confirmación.

P. Y ese mismo año de 1974 llega la apoteosis de Vista Alegre, donde comparte cartel con Antonio Bienvenida y Curro Romero.

R. Sólo se hablaba de mí después de aquello. Me llevé todos los premios de Madrid. Toreé de maravilla. Pero ese capote negro de Bienvenida, que fue de Joselito, era mío...

P.¿Cuál sería su trío de ases?

R. Pues se lo voy a decir. Los tres que mejor han toreado desde que el toreo existe, por orden de antigüedad, son: Juan Belmonte, capote y muleta. Antonio Ordóñez, capote y muleta. Lo cito aunque haya sido mi enemigo e hiciera tanto por quitarme de en medio. Y después yo, capote y muleta. Eso es lo que hay.

P. ¿Nadie más?

R. ¿Les parece poco?... ¿Saben lo que me molesta mucho?

P. Usted dirá.

R. Los encasillamientos. A mí me han encasillado con lo de torero de capote. ¡Y con la muleta! ¡Con-la-mu-le-ta! Yo soy el que mejor ha toreado de todos los tiempos. Yo. Sí, yo. Aunque tenga un currículum pobre, soy un torero para la historia. Ya he enumerado a los que creo que han toreado mejor y yo estoy entre ellos.

P. Pertenece a una estirpe de toreros difícil de repetir.

R. Usted dice difícil, yo digo imposible. El toreo ahora ha cambiado mucho y a mal.

P. Hacia dónde.

R. Hacia ningún lugar. La seriedad que había entonces ya no se ve. Desde crío sabía que para destacar había que ser diferente. Y ésa era mi batalla, entre otras. Ser diferente. Así gané al maestro Antonio Ordóñez, al que por otro lado admiraba a pesar de ser un hombre complicado y veleta. Por la mañana era tu padre, tu madre, tu hermano, tu abuela, y por la noche no quería ni verte. Humanamente era un ser muy difícil, aunque extraordinario como torero. Sólo como torero.

P. ¿Cómo se lleva con su leyenda?

R. Hombre... A ver... Mi leyenda... Yo me realizo toreando con profundidad, con hondura. Me siento hondo. Me siento cuando me pongo a compás. Y soy consciente de lo que he sido en el toreo. A los 15 ó 16 años yo no sabía quién era Manolete ni había visto en mi vida una vaca. Menos aún una corrida de toros. Pero en dos años, con 18, ya estaba debutando con picadores... Cada uno es como es. Sé que soy un torero de época, pero mis condiciones físicas me han condicionado totalmente.

P.Las rodillas han sido su condena.

R. En verdad mi condena fue un traumatólogo de Sevilla que no sabía operar rodillas y me destrozó la vida en 1971, cuando fue la primera intervención. Llevo 10 operaciones en las rodillas, cinco en cada una. Si no fuese por esa desgracia, podría haber sido aún mucho más. Ese hombre fue un irresponsable. Su especialidad era la cadera y se metió a hurgarme en las rodillas. Por tanto, tengo claro lo que he sido. Aunque no puedo estar satisfecho... En esta profesión hay que hacer más, pero mis piernas no me lo han permitido. Por una cosa o por otra se me ha escapado el tren.

«EN ESTA PROFESIÓN HAY QUE HACER MÁS, PERO MIS PIERNAS NO ME LO HAN PERMITIDO. MI CONDENA FUE UN TRAUMATÓLOGO DE SEVILLA»


P. ¿Y las muñecas?

R. Tengo las mejores que ha dado el toreo.

P. ¿Para torear como usted lo ha hecho hay que crujirse por dentro?

R. Sin duda. No puede ser de otro modo. Pero el toreo también hay que pensarlo, aunque sea en décimas de segundos. No sólo puede ser emoción, también requiere inteligencia.

P. ¿Se considera un torero bien entendido?

R. La mejor señal de que te entienden es que cuando cuajo un buen toro, que echo el corazón por la boca y me entrego con fatiguitas de muerte, siento que la gente llora. Eso es que te han entendido. Ni oles, ni palmas, ni ná. El llanto, que es la única verdad ante el arte auténtico.

CUANDO ME SENTÍA, LA GENTE LLORABA. NI OLES, NI PALMAS, NI ‘NÁ’. EL LLANTO ES LA ÚNICA VERDAD ANTE EL ARTE AUTÉNTICO”


P. ¿Y al toreo de hoy qué le pasa?

R. Pues que está pobre, vulgar. La mayoría de los toreros de ahora no tiene noción del tiempo de las faenas. Hablo de las figuras.

P. Quiénes.

R. El peruano ese [Roca Rey], el extremeño aquel [Talavante]. Todos, salvo algunas excepciones. Como Morante de la Puebla, el único que sabe torear con el capote. Los demás dan capotás. Qué aburrimiento de gente. ¡Aprendan los tiempos, señores! Además, fíjate cómo se pone la montera el peruano, que parece que lleva un casco. ¡Venga ya! Me dan pena estos toreros jóvenes que sacan de quicio.

P. ¿Ve peligro de extinción en las corridas de toros?

R. Sí. Por la vulgaridad. Vulgaridad en todo. Para empezar, cuando llaman fiesta al toreo. Qué cosas. Fiesta, dicen. La fiesta está en las ferias, pero no en los toros. Tampoco son un espectáculo, que es algo barato.

«EL TOREO DE HOY ESTÁ POBRE. NO HAY NOCIÓN DEL TIEMPO EN LAS FAENAS. VEO PELIGRO DE EXTINCIÓN POR LA VULGARIDAD»


P. Entonces, ¿cómo llamarlo?

R. Pues lo que es: un acontecimiento. Ya lo advertía don José Ortega y Gasset, filósofo. Decía: «Cuando llaman al toreo fiesta me hacen daño». Claro, porque eso es de ignorantes. Y también decía que cuando las corridas de toros se acaben esto ya no será España.

P. Defínase como torero.

R. Soy el arte del toreo… Pero que no me llamen artista. Eso es para los pintores, para los músicos, para los magos… El torero sólo es posible en un hombre o en una mujer de arte. Y yo lo soy de los pies a la cabeza. A mí me gusta el arte, no el artisteo. Y el arte a veces da seres superiores. Pienso en José Bergamín, en Ramón Gaya, en Fernanda de Utrera…

P. Qué mal encaje tiene ese concepto suyo en un momento como éste.

R. Lo sé. Pasa igual con el flamenco. Cuando la gente dice flamenquito lo está degradando. El flamenco también es un arte superior y no es patrimonio de los gitanos. Hay cantaores gachós como don Antonio Chacón o Pepe Marchena, que tienen voces laínas maravillosas. Un cantaor gitano que sepa cantar, nada más que entonándose ya demuestra que es gitano, como Agujetas, Terremoto, Tío Borrico… Pero no es sólo cosa de gitanos.

Imagen

P. ¿Cuál es su palo?

R. Si es buen flamenco, todos. Pero si tengo que elegir, la soleá.

P. ¿Qué han aportado los gitanos al toreo?

R. Miren, en 1981 estuve en México y allí conocí a Cagancho, un gitano de Triana. Tampoco lo vi torear, pero en las fotos se aprecia que fue un torero con arte. El compás, que es algo muy gitano, es muy importante. Y no sólo en el toreo, sino para ir por la vida. El compás. Aunque quien ha toreado mejor que todos fui yo, y seré yo, y además nadie lo podrá repetir. Los gitanos, excepto Cagancho y su primo Curro Puya, no tienen buen concepto torero.

P. Decía Bergamín: «Sólo creo en un milagro, se llama Rafael de Paula».

R. Qué bueno era. Caminaba como un pajarillo. Decía que hablaba con Jesús, el hijo de Dios. Yo eso no lo sé, pero qué ser humano más excepcional

P.¿La edad le ha hecho más escéptico?

R. A lo mejor. Lo que tengo es miedo.

P. ¿A qué?

R. No me quiero morir. Y tampoco tengo la fe que quisiera para aguantar el miedo.

«LO QUE TENGO ES MIEDO. NO ME QUIERO MORIR. Y TAMPOCO TENGO LA FE QUE QUISIERA PARA AGUANTARLO»


P. No suele hablar de religión…

R. Tampoco me preguntan.

P.¿Cree en algo?

R. Creo en algo, pero no tengo fe. No tengo la suficiente. Creo que después de la muerte no hay nada. Y eso me asusta. Es que no soy valiente. No lo soy. Me acuerdo de mi padre y de mi hermano José. Mi padre era un hombre muy valiente y cuando estaba agonizando, con 69 años, le prometí que no iba a tener más miedo en la vida. Le decía: «Padre, no voy a tener más miedo. Se lo prometo». Y le he traicionado. [Llora desolado]. Él era un hombre sin miedo a la muerte. Estuvo agonizando seis días. Me pidió que lo sacara del hospital para morir en casa. Era en 1968. Yo toreaba en Huelva y cuando terminó la corrida no llegué para estar con él. Ya había muerto. Me porté mal con mi padre, que era tan bueno y trabajador. No cumplí mi promesa. Soy un cobarde.

P. ¿Qué le ilusiona?

R. Torear unas vaquitas en el campo, pero no puedo. Qué más quisiera yo.

P. ¿Cómo ha vivido esta situación de pandemia y confinamiento?

R. Pues encerrado en mi casa, como tanta gente. Con inquietud. Pero la que me ha hecho mal es la televisión, dando cada día noticias horrorosas. La vida ha cambiado mucho. La humanidad entera va a salir muy distinta de lo que hasta ahora ha sido.

P. ¿Concebiría torear a plaza vacía, sólo con la presencia de la televisión por testigo?

R. No, hombre, no. ¿Cómo voy a vestirme de torero para el cemento? Eso es impensable. ¿Qué es una plaza de toros vacía? Cemento, cemento, cemento.

MEDIOEVO ESPAÑOL...

Mensaje por Invitado » Mar 15 Sep, 2020 12:11 am


El director de orquesta británico Karel Mark Chichon explica su afición a los Toros.

MEDIOEVO ESPAÑOL...

Mensaje por Invitado » Mar 08 Sep, 2020 10:19 pm

Variada y entretenida corrida, con indulto del toro Muralista de Victorino Martín y máximos trofeos simbólicos para Rubén Pinar. Alberto Lamelas corta dos orejas y una Curro Díaz.

Re: MEDIOEVO ESPAÑOL...

Mensaje por Assia » Jue 20 Ago, 2020 3:47 am

Lo que he encontrado en el libro del PAPA NEGRO, padre de los Bienvenidas. Hace unos dias 1 kotorra escribio que Manolete era adicto a la cocaina, al Whisky e mujeres.

Como ya dije en este Tema, en la historia de la tauromaquia solo han habido 2 toreros que amaban mas a sus madres qu a ellos mismos: EL REY DE LOS TOREROS (Joselito) y el CALIFA DE CORDOBA (Manolete)

Segun el libro del PAPA NEGRO, Manolete estaba muy enamordo de Lupe Sino, 1 actriz con 1 pasado muy dudoso. Dona Angustia, la madre de Manolete NO la podia ver ni en pintura y hasta amenazo a Manolete que si se casaba con esa pvta, JAMAS la dejaria entrar en su casa.

Lupe Sino lo sabia y segun ese libro, casi volvio loco a Manolete furiosa queriendo casarse con el, en Mexico. Como Manolete NO quiso casarse en secreto en Mexico, pillo 1 depresion por los desplantes e insultos de Lupe Sino llamandalo: ''NINO DE MAMA'' Fue por ese tempo donde se remureo entre amigos de Manolete que Lupe Sino se asusto de verlo tan deprimido y dicen (RUMORES) que le dio a probar a Manolete, la cocaina para animarlo. Manolete la probo segun los rumores, pero la rechazo porque no queria estar euforico por unas horas.

De lo que paso al regresar de Mexico lo lei en 1 biogrfia de Manolete. Desde Mexico volaron a Nueva York, Lupe Sino vio 1 joya muy cara en 1 escaparate, se empeno en que se la comprara Manolete. 1 vez dentro de joyeria, Manolete le pidio a Lupe Sino que eligiera 1 broche…? para regalarselo a su madre, Lupe Sino se nego y dijo que NO eligeria NADA para 1 mujer que impide que su hijo se case con ella. Regresaron a Espana, en el mismo avion pero separados, solo cuando vieron fotografos esperandoles, sonrieron a los fotografos como si NO hubieran peleados los 2 en Nueva York. Disculpad porque lo escribo de memoria.

No se, muy enamorado estaria Manolete de Lupe Sino, pero cuando se estaba muriendo en el hospital de Linares, SOLO PEDIA VER A SU MADRE Y AL PARECER SE OLVIDO DE LUPE SINO QUE EL APODERADO Y ALBACEA DE MANOLETE, NO LA DEJARON ENTRAR POR TEMOR A QUE LLEGARA DONA ANGUSTIA (VIAJABA DEDE SAN SEBASTIA A LINARES) Y VIERA A LUPE SINO JUNTO A 1 MANOLTE MORIBUNDO.
Manolete NUNCA A la hora de su muerte pidio ver a su amente y ese fue el motivo por lo que el apoderado y albacea de Maolete NO dejaron entrar a Lupe Sino en la habitacion donde moria Manolete si Manolete no la llamaba, pero Manolete SOLO LLAMABA A SU MADRE.
NOO Y NOOO, MANOLTE NUNCA FUE ADICTO A LA COCAINA NI AL ALCOHOL SI MANOLTE TOREABA TOROS DE MIURA Y DE CASTAS DURAS Y NO LO QUE TOREAN HOY, ESAS MALAS LLAMADAS ''FIGURAS DEL TOREO''

MEDIOEVO ESPAÑOL...

Mensaje por MILAGRO » Sab 15 Ago, 2020 12:23 am

DE ''CARIA LA SANLUQUENA'' DE QUE ''ENRIQUE PONCE ES UN FUERA DE SERIE'' Bueno, en ''posturitas chulas, delante de un novillete con la cornamenta ''forra'' SI ES:'' UN ''FUERA DE SERIE'' El critico taurino de EL PAIS, Antonio Lorca escribio hace 2 temporadas: '' ENRIQUE PONCE NO SE VA NI CON AGUA CALIENTE''
AH, PERO HOY, DIA 15 DE AGOSTO, SALE EN PROCESION LA PATRONA E TU PUEBLO:'' CARIA LA SANLUQUENA'' Quien sabe si es Paloma Cuevas la // TRAS LA VIRGEN SANLUQUENA// UNA MUJER VA EN LUTA/// PREGUNTA QUE QUIEN SERIA// NADIE DA CONTESTACION// EL VIENTO EN BAJO DE GUIA// DICEN QUE AL AGUA DECIA// LA PERDIO SU CORAZON//

MEDIOEVO ESPAÑOL...

Mensaje por Yoly » Vie 14 Ago, 2020 5:32 pm

Enrique Ponce es un fuera de serie.

MEDIOEVO ESPAÑOL...

Mensaje por Invitado » Vie 14 Ago, 2020 12:17 pm


Toros en El Puerto 6 de Agosto de 2020
Corrida conmemorativa del 140 aniversario de la plaza real de El Puerto de Santa María. Himno de España, paseillo y minuto de silencio con toque de oración por las víctimas del covid-19.
Enrique Ponce, Morante de la Puebla y Pablo Aguado con toros de Juan Pedro Domecq.

MEDIOEVO ESPAÑOL...

Mensaje por Invitado » Jue 06 Ago, 2020 3:33 am


Toros Osuna 1 de Agosto 2020
Diego Ventura, Enrique Ponce y Javier Conde

MEDIOEVO ESPAÑOL...

Mensaje por Moratalaz sombrio » Mié 05 Ago, 2020 5:00 pm

Estas polémicas recurrentes aportan muy poco y evidencian intolerancia hacia quien tiene otros puntos de vista. Ante esto surge el verbo valiente de Miguel Ríos alzándose contra todo tipo de intolerancia y dando las gracias y la bienvenida a los hijos del rock and roll. Respetemos el noble y tradicional arte de la tauromaquia

MEDIOEVO ESPAÑOL...

Mensaje por Invitado » Lun 03 Ago, 2020 2:39 am

Al Toro Por Los Cuernos

Esta noche he visto la corrida televisada desde Osuna por Canal Sur.
Diego Ventura por encima de dos toros descastados de su propia ganadería.
Para los de a pie, novillotes de Julio de la Puerta, con casta, que había que torear.
Enrique Ponce ya se ha decantado totalmente por el toreo manierista y de postura, sin llevar a los toros toreados. Decadencia muy bien disimulada. Las orejas, de todo a cien.
Actuación patética de Javier Conde, totalmente asustado e impotente. Mal en el tercero y tres avisos en el sexto.
Hacía muchos años que no veíamos a un torero hacer tanto el ridículo.
Además el horrendo vestidito picassiano del personaje, aconsejaba una denuncia en el juzgado de guardia...

Arriba